Transporte pidió declararla "ilegítima"

Sostiene que "el trabajo a reglamento o quite de colaboración son medidas que disminuyen el ritmo normal de la prestación laboral bajo la apariencia del cumplimiento de las obligaciones del contrato de trabajo".
Viernes 16 de mayo de 2014
El secretario general de la Unión Ferroviaria, Sergio Sasia, dijo que la suma extraordinaria por productividad "ha sido rechazada por el Ministerio de Trabajo" y pidió al sector gremial de Rubén "Pollo" Sobrero que deje sin efecto las medidas que afectan el servicio del tren Sarmiento.

"Para los compañeros que están en esta medida, les pedimos que la dejen sin efecto", dijo Sasía a la prensa, tras culminar una reunión de unas tres horas en el Ministerio.

"Cuando los trabajadores no cumplimos con lo que dice el Convenio Colectivo de Trabajo, nos descuentan los días", dijo Sasía, quien comunicó que "hemos avanzado en los tikets y el lunes seguiremos negociando" otros reclamos.

Sasía dijo que "la suma extraordinaria por productividad ha sido rechazada por Trabajo, y esto no se habló nunca en la discusión salarial (porque) se está negociando en otro ámbito".

El cuerpo de delegados del ferrocarril Sarmiento realiza desde hace seis días trabajo a reglamento, en reclamo de una diferencia de 300 millones de pesos, que argumentan les corresponde por haber pasado de depender de la empresa Trenes de Buenos Aires (TBA) al Estado nacional.

"Estuvimos en contacto permanente con Sobrero, que tiene que comprender que esta medida no conduce a nada, y nosotros seguiremos el lunes con las negociaciones de los tikets", dijo Sasía.

"A nuestro entender, existe una diferencia en los ex pagos alimentarios o tickets para los trabajadores de (las líneas) Sarmiento, Mitre, San Martín, Belgrano Sur, Roca, Ferrovías, Metrovías y Tren de la Costa", dijo Sasía a Télam.

"Veníamos llevando desde hace tiempo una mesa de negociación sin ningún tipo de medida de fuerza, queremos plasmarla en un acuerdo para que este punto sea tratado en las paritarias".

El dirigente contó que "hemos acordado hasta el 31 de mayo un anticipo salarial a cuenta", con lo que cualquier reclamo en este sentido estaría fuera de lugar.

"Todos los que queremos al ferrocarril tenemos que acompañar esto; lógicamente que faltan cosas, esto llevará su tiempo, pero siempre dentro del diálogo y la negociación que nos permitió, en estos últimos 10 años, recuperar casi un 700 por ciento del poder adquisitivo del salario de nuestros trabajadores", concluyó.