Alertan sobre riesgo de dengue en tres ciudades de Brasil

Se trata de Fortaleza, Natal y Recife, según un estudio divulgado por una prestigiosa revista de medicina británica. El dengue se transmite con la picadura del mosquito Aedes Aegypti, produce una súbita fiebre, dolores de cabeza y musculares, y en casos extremos puede producir la muerte por hemorragia. En Brasil es un mal endémico y más de 570 personas fallecieron por la enfermedad en 2013.
Sábado 17 de mayo de 2014
Tres ciudades brasileñas -Fortaleza, Natal y Recife- que serán escenario de partidos del Mundial-2014 tienen mayor riesgo de sufrir un brote de dengue que las otras nueve sedes, afirma un estudio científico difundido este sábado.

En términos absolutos, el riesgo es bajo en todas, pero es comparativamente superior en las tres ciudades del noreste y las autoridades deberían tomar medidas, afirman los responsables del estudio publicado en la revista de medicina británica The Lancet.

Esta enfermedad se transmite con la picadura del mosquito Aedes Aegypti, produce una súbita fiebre, dolores de cabeza y musculares, y en casos extremos puede producir la muerte por hemorragia. En Brasil es un mal endémico y más de 570 personas fallecieron por la enfermedad en 2013.

Los autores del artículo, un equipo de científicos europeos y brasileños encabezados por Rachel Lowe, del Instituto catalán de ciencias del clima de Barcelona, examinaron datos de diversas fuentes para dar con las áreas de riesgo.

Estudiaron los patrones climáticos de cuatro agencias meteorológicas, en particular los datos sobre precipitaciones, que tienen gran influencia en la procreación del mosquito.

Luego los contrastaron con los datos sobre brotes de dengue de los últimos 13 años en el mes de junio en 553 "microrregiones" de
Brasil, incluyendo las 12 sedes mundialistas.

Finalmente tuvieron en cuenta los elementos que caracterizan al desarrollo de un brote de dengue.

Los mosquitos tardan entre 7 y 14 días en convertirse en vectores del virus, que han contraído de un humano. Y cuando el insecto pica a otra persona, el virus necesita de cuatro a siete días de incubación.

Los visitantes no suelen estar más de dos o tres semanas en la misma ciudad, lo que significa que en estos momentos se está gestando ya un brote que podría afectar en junio.