Las razones por las que River se consagró campeón

El River Plate campeón del Torneo Final 2014 tuvo como virtudes el envión que le dio haber ganado el Superclásico ante Boca Juniors en La Bombonera y la efectividad como local en el Estadio Monumental que cerró hoy con una magnífica goleada 5-0 sobre Quilmes.
Domingo 18 de mayo de 2014
En cuanto a los factores negativos, River sufrió nuevamente la verborragia de su entrenador Ramón Díaz y los escasos triunfos en condición de visitante, salvo, claro está el clásico en La Boca.

Llegaba la décima fecha del campeonato y el partido con Boca resultaba bisagra para los "Millonarios", ya que ganarlo le permitiría cortar una racha negativa de diez años sin éxitos en La Bombonera y además meterse de lleno en la pelea por el título.

Con un solidario esquema y aprovechando sus momentos, River le ganó 2-1 a su archirrival y se postuló como candidato, ya que un mal resultado lo hubiese retrasado bastante en la tabla.

Además de ese envión, River contó con una gran efectividad jugando como local, ganando allí los clásicos frente a San Lorenzo (1-0) y Racing Club (3-2), como partidos clave, y otros encuentros importantes para mantenerse ahí arriba.

La derrota contra Godoy Cruz (2-1) en la primera parte del certamen dejaba a River con un interrogante en saber si podía pelear, pero después de ese juego no perdió más como local y se dio el gusto de gritar campeón en el último cotejo frente a Quilmes.

A contraposición de esta tendencia, a River se le complicó muchísimo ganar de visitante y solo acumuló éxitos fuera de su casa frente a Boca y Argentinos Juniors, precísamente este último le dejó el campeonato servido para que pueda definirlo en la última fecha.

Hubo partidos, tales como Belgrano y All Boys, que no mereció perderlos, pero que por negligencias y errores propios terminaron con el festejo del rival.

La verborragia de Ramón también se hizo presente en esta campaña y tuvo su costado negativo en la decimotercera fecha, cuando después de haberle ganado 2-0 a Atlético de Rafaela, le agradeció el triunfo a "Los Borrachos del Tablón", la barra del club. Ese episodio le generó cortocircuitos con un sector de sus hinchas y críticas de los dirigentes del club y del ambiente del fútbol, pero rápidamente se retractó y los buenos resultados polarizaron el hecho.

Este campeonato profesional número 35 de Primera División para River no fue uno más para sus hinchas, sino que se trató de un desahogo después de tantas penas y con el cual pudieron sacar a relucir la sensación de volver a sentirse campeón.