Oposición a Maduro puso condiciones a un nuevo diálogo

Lunes 19 de mayo de 2014
Dirigentes de la oposición venezolana expusieron esta tarde a los cancilleres de países vecinos y al nuncio apostólico, testigos del diálogo que aquéllos mantenían con el gobierno, por qué resolvieron interrumpir las negociaciones y qué debería ocurrir para que se reanuden.

"Los cancilleres escucharon nuestros puntos de vista, la relación caso por caso, y ellos ahora van a hablar con el gobierno", afirmó el secretario ejecutivo de la Mesa de Unidad Democrática (MUD), Ramón Aveledo, y subrayó que "ahora la pelota está en la cancha del gobierno".

El jefe de la coalición que reúne a 29 partidos opositores remarcó que las conversaciones son necesarias "por la situación del país", sostuvo que la MUD no pide "nada fuera de la Constitución" y exhortó al gobierno a tomar "en serio el diálogo", informó el canal Globovisión.

Los representantes de la MUD conversaron durante alrededor de tres horas con el nuncio apostólico en Caracas, monseñor Aldo Giordano, y los cancilleres de Brasil, Colombia y Ecuador, Luiz Figueiredo, María Angela Holguín y Ricardo Patiño, en la sede de la nunciatura.

Por la coalición, además de Aveledo, asistieron los gobernadores de los estados Miranda y Falcón, Henrique Capriles y Henri Falcón, y los dirigentes Henry Ramos Allup, Omar Barboza, Andrés Velásquez y Roberto Enríquez, entre otros.

Aveledo relató que entregaron a los "testigos de buena fe" del diálogo un informe sobre la situación de los derechos humanos en Venezuela y otro documento con los requisitos de la MUD para no abandonar el proceso.

Antes de entrar al lugar de la reunión, Enríquez había anticipado a los periodistas que la MUD daría "una mala noticia" a los cancilleres y el nuncio, pues "el gobierno no está honrando su palabra".

"Lo que queda es esperar que la comisión de la Unasur y el Vaticano logre que se destranque el proceso de diálogo y nos lleve a una solución que al país le dé esperanzas", agregó el presidente del partido socialcristiano Copei.

Más temprano, Patiño ratificó el apoyo de la Unasur al diálogo entre el gobierno y la oposición.

"Camino a Caracas, esperamos ser eficaces en el apoyo al diálogo entre el gobierno venezolano y la Mesa de Unidad Democrática, por la paz", escribió el canciller ecuatoriano en su cuenta de Twitter, reprodujo la agencia noticiosa estatal venezolana AVN.

El viernes pasado, la Unasur pidió "a los distintos gobiernos, actores y organizaciones dar un espacio y un tiempo para avanzar en el diálogo".

"Este tipo de procesos toma un tiempo y la prudencia en las declaraciones es fundamental para permitir los avances y apoyar los esfuerzos de los venezolanos y Unasur", señaló un comunicado difundido por el gobierno de Surinam, que ejerce la presidencia temporal del organismo.

El gobierno y la oposición de Venezuela acordaron iniciar un proceso de diálogo con el objeto de superar la crisis generada por las protestas cotidianas iniciadas el 6 de febrero pasado, que dejaron 42 muertos, 835 heridos, 3.102 detenidos -de los cuales 252 permanecían privados de libertad- y 160 investigaciones por presunta violación de derechos humanos, según datos oficiales.

El diálogo fue instalado el 10 de abril en el palacio presidencial de Miraflores, con un debate íntegramente televisado, y continuó con dos reuniones a puertas cerradas en la sede de la Vicepresidencia, el 15 y el 24 de abril, tras la cual el vicepresidente Jorge Arreaza y Aveledo anunciaron una serie de acuerdos.

La cuarta reunión iba a realizarse primero el miércoles 7 y luego el jueves 15, pero en ambas ocasiones fue postergada, hasta ahora sin fecha conocida.

Entretanto, Aveledo y otros dirigentes de la MUD informaron que habían suspendido las conversaciones con el gobierno debido al incumplimiento de éste de los acuerdos alcanzados.

La MUD sostiene que el gobierno no honró compromisos asumidos acerca de cuestiones como la formación de la "comisión de la verdad" que debe investigar los hechos de violencia de los últimos tres meses, así como la revisión de la situación de algunos presos considerados políticos por la oposición, como el excomisario Iván Simonovis.

"Nosotros queremos que el diálogo produzca resultados, pero para una situación en la cual mantengamos una apariencia no estamos disponibles; la MUD ha mostrado estar dispuesta al diálogo, haciendo propuestas, pero ahora vemos el proceso como estancado", afirmó Aveledo el martes.

El clima había sido anticipado de algún modo el lunes por Holguín: "Le hemos dicho mucho al gobierno venezolano que tratemos de avanzar para que la gente crea en el diálogo en Venezuela, donde yo creo que no hay ninguna otra solución entre las partes", advirtió entonces la canciller colombiana.