Wanda abandonó Ezeiza tras estar 11 horas varada

La modelo se retiró llorando junto a Mauro Icardi y sus hijos. Constantino tenía el pasaporte vencido, donde figuraba el permiso de su padre para poder salir del país.
Martes 20 de mayo de 2014
La modelo Wanda Nara y el futbolista Mauro Icardi estuvieron casi 11 horas demorados hoy en el Aeropuerto de Ezeiza tras arribar desde Italia, junto a los pequeños hijos de ella y el delantero Maximiliano López, porque uno de los niños tenía el pasaporte vencido.

Luego de estar demorada casi todo el día en Migraciones, la pareja pudo dejar el aeropuerto recién a las 19:00 y cuando se retiró se la vio a ella llorar en forma desconsolada. Aparentemente, los abogados de Maxi tienen un poder y pudieron resolver el tema provisoriamente. Aún no pudieron ubicar al ex de Wanda, que se habría ido de viaje con su nueva novia.

Ambos partieron en un vehículo que desde la mañana los esperaba y ninguno de los dos formuló declaraciones a la prensa.

El inconveniente se debió a que uno de los chicos tenía el pasaporte vencido y una autorización del padre también vencida.

"Ya está todo arreglado. En un rato sale Wanda y el nene. Quiero aclarar que Maxi siempre firmó la autorización para que salga del país. Lo que pasó es que no se dieron cuenta y el pasaporte del nene estaba vencido. Fue simplemente eso. Estuvimos trabajando en conjunto con los abogados de Maxi y ya está todo solucionado", había dicho Ana Rosenfeld, abogada de Wanda, a Primiciasya.com.


Una vez conocida la noticia, el Director de Migraciones explicó: “Lo que tiene que hacer el papá del chico es ir a un consulado argentino en Italia para ratificar el permiso para que salga del país. Es la ratificación del padre o la posibilidad del retorno a la Argentina (...) El menor salió irregularmente de Italia. El resto de las personas que la acompañan pueden ingresar sin ningún problema. Técnicamente no está ingresado al país, está en tránsito. En tránsito puede quedar unas horas, el tiempo límite es el retorno del vuelo en el que llegó. El apoderado de Maxi no lo puede ubicar. Le cabe una multa a la compañía aérea. Las multas son importantes, supera ampliamente el costo de un pasaje. Se les pasó a todos, lo detectó un funcionario nuestro. Para nuestra legislación, el niño salió irregularmente de Italia".