Intendente dijo que las mujeres ejercen la prostitución “porque quieren”

Jueves 22 de mayo de 2014
Organizaciones que trabajan por los derechos de las mujeres pidieron hoy la renuncia del viceintendente de Santa Rosa, Ángel Ceferino Baraybar, quien aseguró que "curar a las prostitutas es difícil" y aseguró incluso que algunas mujeres ejercen ese trabajo "porque les gusta".

Durante una reunión de la Comisión de Derechos Humanos del Concejo Deliberante de Santa Rosa, que trataba la implementación de un programa de asistencia para personas en situación de trata, Baraybar afirmó: "Curar a las prostitutas es difícil. Hay muchas que quieren cobrar la ayuda y seguir con lo que quieren hacer".

La Agrupación Mujeres por la Solidaridad de La Pampa reclamó la renuncia del viceintendente, que hoy ocupa una banca en el Concejo Deliberante capitalino.

"Sus palabras representan una situación de gravedad institucional extrema, porque no lo dice cualquier persona, sino un funcionario público, que debería renunciar, porque acusa a mujeres muy vulnerables", manifestó Mirta Fiorucci, integrante de la agrupación.

En tanto, la titular de la Asociación AKUN, Mónica Molina, indicó que las declaraciones de Baraybar "impactan negativamente en las mujeres" y que son "de extrema gravedad porque vienen de un funcionario público".

El viceintendente "no puede hablar del tema como si fuese una enfermedad", porque "marca un retroceso ante una situación donde, el gobierno nacional y distintas organizaciones hacemos mucho
esfuerzo para avanzar sobre los derechos de las mujeres", opinó.

Molina, ex subdirectora de Políticas de Género comunal entre 2008 y 2011, consideró además que las afirmaciones del funcionario "fortalecen los estereotipos, las relaciones de desigualdad, la prostitución y la trata de personas".

Para la especialista, Baraybar "tendría que preocuparse por gestionar recursos para darle respuestas a las mujeres y no cuestionarlas".

Por su parte, la concejala del Frepam, Cecilia Roigé, calificó como "repudiable" las afirmaciones, porque "esas palabras lo presentan como una persona que desconoce la situación real; él cree que la prostitución es un oficio que se hace por gusto", señaló.

También manifestó su repudio Cecilia Merchán, referente de la Corriente Político y Social La Colectiva, quien aseveró que "queremos un país dónde todas las personas tengamos igual acceso a los trabajos, que nos reserve otro lugar que no sea satisfacer los placeres de otros, donde se cuestionen estos modelos de masculinidad que avalan la explotación sexual de las mujeres y travestis".