La Justicia Federal ratificó las pruebas contra Schoklender

La Cámara Federal de Casación Penal rechazó la devolución de bienes que había solicitado el ex apoderado de la Fundación Madres de Plaza de Mayo.
Viernes 23 de mayo de 2014
La Cámara Federal de Casación Penal rechazó un recurso extraordinario para ir a la Corte en contra de su propio fallo por el cual convalidó las pruebas de la causa en la que se investiga el supuesto desvío de dinero de la Fundación Madres de Plaza de Mayo.

La Sala IV del Tribunal desestimó dos recursos extraordinarios que interpusieron las defensas para ir en apelación a la Corte Suprema de Justicia, uno de ellos por parte de la defensora oficial de principal acusado Sergio Schoklender El fallo fue firmado por los jueces Gustavo Hornos, Juan Carlos Gemignani, y Mariano Borinsky.

En tanto, el Tribunal desestimó un recurso de José Fernando Caparrós Gómez contra la decisión que le denegó la venta de dos automóviles y de una embarcación, "Segue 66" denominada "Sirius", matrícula REY 051260, los que se encuentran a disposición del juzgado.

La causa Schoklender al comienzo estuvo a cargo del juez federal Norberto Oyarbide quien había procesado e incluso detenido a los hermanos Sergio y Pablo Schoklender, y a su vez investigado a medio centenar de personas.

El juez en al menos dos ocasiones había dispuesto la detención de los Schoklender por peligro de fuga, lo que en sendas ocasiones
luego fue revertido por la Cámara Federal porteña.

Este mismo Tribunal fue el que decretó la nulidad de todo lo investigado por Oyarbide, lo apartó de la causa, y en su lugar fue designado Marcelo Martínez de Giorgi quien venía investigando otra causa por supuesta responsabilidad de los funcionarios en la falta de control y otorgamiento de los subsidios que recibía la Fundación Madres de Plaza de Mayo.

La entidad que dirige Hebe de Bonafini recibía fondos estatales en el marco de un acuerdo para la construcción de viviendas sociales, y Sergio Schoklender era el apoderado de la Fundación.

Martínez de Giorgi ahora investiga tanto a los funcionarios como a los Schoklender.