“Hay que enseguida curar las heridas”

Sábado 24 de mayo de 2014
El entrenador argentino del Atlético de Madrid, Diego Simeone, lamentó la caída de hoy por 4-1 ante el Real Madrid en la final de la UEFA Champions League, pero resaltó que "no hay que quejarse".

"Que los hinchas estén orgullosos de la extraordinaria temporada que hizo el Atlético de Madrid. Se nos escapó algo muy emotivo, no hay que quejarse y hay que enseguida curar las heridas, prepararse en el verano y, obviamente, el año que viene seguir molestando y compitiendo como lo hicimos este año", describió el entrenador en conferencia de prensa tras la finalísima europea que se realizó en Lisboa.

El ex director técnico del Racing Club, Estudiantes de La Plata, River Plate, San Lorenzo de Almagro y Catania admitió que el Real Madrid fue superior en el segundo período porque el encuentro se desarrolló demasiado tiempo en el campo Colchonero "sin poder salir".

"La palabra no es tristeza, es amargura, por no poder llegar al objetivo que mucha gente esperaba. Amargura por no haber podido ganar", continuó con su análisis Simeone, al tiempo que esta final significó "una enseñanza de vida, el fútbol tiene estas cosas y hay que seguir".

Para concluir, aclaró lo que sucedió con Raphael Varane, defensor del Real, con el que tuvo un altercado que llevó a Simeone a ingresar al campo sobre el final del partido: "Me tiró un pelotazo cargándome. Que un chico joven nos cargue no nos gusta. Ojalá que le sirva de experiencia porque es un gran jugador".