Ucrania: elecciones presidenciales marcadas por la tensión en el este

El favorito es el multimillonario prooccidental Petro Poroshenko, dueño de la marca de chocolates Roshen.
Domingo 25 de mayo de 2014
Los ucranianos empezaron a votar este domingo para elegir a su futuro presidente, que tendrá la dura tarea de poner fin a la insurrección separatista prorrusa en el este del país y normalizar las relaciones con Rusia.

Los separatistas prorrusos han amenazado con bloquear la votación en las zonas que controlan en el este industrial de Ucrania, donde muchos colegios electorales estaban cerrados.

Según la administración de la región de Donetsk, menos del 18% de los colegios pudieron abrir. En la vecina Lugansk, la comisión central electoral indicó que sólo podrían acudir a las urnas el 17% de los electores.

Signo de la tensión en la zona, el sábado un periodista italiano murió por tiros de obús cerca de Slaviansk, indicó el gobierno italiano. Un miembro del ejército ucraniano también falleció de madrugada en enfrentamientos en la región.

En total, más de 36 millones de electores están convocados a las urnas en todo el país. "Espero que esta elección traerá de nuevo la paz a Ucrania", dijo Oleg, un empresario de 38 años que votaba en Lviv, a 80 km de Polonia.

En la capital del país, Kiev, los electores hacían largas colas para elegir a su presidente y también a su nuevo alcalde.

"Voto por Yulia" dijo Raisa Podlesniuk, de 73 años, en referencia a la antigua líder de la revolución prooccidental de 2004, Yulia Timoshenko, segunda en los sondeos.

El favorito es el multimillonario prooccidental Petro Poroshenko, quien se comprometió a gestionar a Ucrania como lo hace con su próspera empresa de fabricación de chocolates Roshen, y al que los sondeos otorgan el 44% de la intención de voto.

Al contrario de lo que pasaba en la capital, en el bastión rebelde de Donestk las calles estaban vacías y los colegios cerrados.

Las regiones de Donetsk y Lugansk proclamaron hace dos semanas su soberanía tras referendos de independencia.

"Ucrania es ahora otro país, no veo por qué deberíamos tomar parte en esta elección", declaró Elisabeta, en el centro de la ciudad de Donetsk.