Cristina participó por primera vez del Tedeum en Catedral

El arzobispo Mario Poli recordó palabras del papa Francisco llamando al "diálogo" y aseguró que "la identidad cultural de un pueblo es la mayor riqueza". Junto a la Presidenta, participaron de la ceremonia el vicepresidente de la Nación, Amado Boudou, miembros del gabinete nacional, diputados y senadores y el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri.
Domingo 25 de mayo de 2014

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner asistió este mediodía al Tedeum por el 25 de Mayo en la catedral de Buenos Aires donde el arzobispo Mario Poli recordó palabras del papa Francisco llamando al "diálogo" y el "encuentro" y aseguró que "la identidad cultural de un pueblo es la mayor riqueza".

Tras la llegada de la Presidenta a la Catedral de Buenos Aires y luego del homenaje al general San Martín, el cardenal Poli encabezó el oficio religioso que este año lleva el título de "yo vivo y también ustedes vivirán", con palabras de Cristo en la última cena.

En su homilía, Poli utilizó palabras de Jorge Bergoglio de su último Tedeum antes de ser elegido papa.

"Somos invitados a refundarnos en el amor simple y profundo, esto lo decía (Bergoglio) en su último Tedeum", recordó el Arzobispo de Buenos Aires.

Poli afirmó que hoy, el papa "Francisco lleva al magisterio universal lo que tantas veces enseñó entre nosotros" y citó: "cuando los líderes de distintos sectores piden un consejo mi respuesta siempre es la misma, el único modo de que una persona, una sociedad, crezcan es la cultura del encuentro".

"O se apuesta por el diálogo, por la cultura del encuentro o todos perdemos", agregó.

El arzobispo recordó también que desde el Cabildo Abierto de mayo de 2010 y el Congreso de Tucumán hasta nuestros días, "los momentos de desencuentros se superaron con creatividad", y agregó que "de la concordia surgieron constituciones, códigos, salud y educación públicas, y su mayor riqueza, la identidad cultural de un pueblo".

Por eso, insistió, "el diálogo es garantía de una vital salud para nuestra democracia". Luego, convocó a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner a leer un "oración por la paz" en la que pidió, entre otras cosas, que "donde haya odio, pongamos amor; donde haya ofensas, pongamos perdón".

La homilia continuó con oraciones, la entonación del Himno Nacional Argentino y la interpretación de la Misa Criolla, la obra de Ariel Ramírez, en la voz de Patricia Sosa.

Junto a la Presidenta, participan del Tedeum el vicepresidente de la Nación, Amado Boudou, miembros del gabinete nacional, diputados y senadores y el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri y su gabinete de ministros.

Además, dirigentes sociales, sindicales, empresarios, artistas, Madres y Abuelas de Plaza de mayo y representantes religiosos de distintos cultos.