Papa en museo del Holocausto: "Nunca más Señor"

Francisco calificó el genocidio de judíos como "una monstruosidad" y "un pecado" del que los hombres deben "avergonzarse". El Sumo Pontífice saludó a siete sobrevivientes de los campos de concentración. También visitó el Muro de los Lamentos.
Lunes 26 de mayo de 2014
El papa Francisco pidió hoy a Dios en el museo del Holocausto en Jerusalén que "nunca más" permita un horror como el del holocausto, "una monstruosidad" y "un pecado" del que los hombres deben "avergonzarse".

Francisco pronunció una sentida oración tras saludar con calidez a siete sobrevivientes de aquel genocidio, encender el fuego de la memoria y rezar ante una corona de flores que le presentaron una niña católica y un niño judío.

En la jornada de hoy el papa visitó el Muro de los Lamentos, el lugar más sagrado del Judaísmo, situado en el corazón del casco viejo de Jerusalén, al que se acercó para dejar una oración.