Rumbo a Brasil: Argentina empezó el sueño mundialista

Lunes 26 de mayo de 2014
Sin Angel Di María, y con Augusto Fernández entrenándose de manera diferenciada, la Selección argentina arrancó hoy en el predio de Ezeiza su preparación final de cara a la Copa del Mundo Brasil 2014.

La práctica de la Selección pautada para las 16.30, comenzó con diez minutos de retraso y fue encabezada por su capitán el rosarino Lionel Messi.

El entrenamiento fue seguido atentamente por el entrenador Alejandro Sabella y el preparador físico, Pablo Blanco, quien se encargó de dar las indicaciones durante los ejercicios fisicos.

El plantel se movió de manera distendida por espacio de 90 minutos, lapso durante el cual los jugadores realizaron movimientos de enlongación, ejercicios con pelota y fútbol en
espacio reducido.

Si bien el primer día de atención a la prensa será el miércoles próximo, trascendió que hoy los volantes Fernando Gago y Ever Banegas se entrenaron a par de sus compañeros mientras que Augusto Fernández tomaría contacto con la pelota dentro de 48 horas en el
marco del acelerado tratamiento para superar un esguince de rodilla grado II.

El dato no es menor ya que permite abrigar esperanzas para que el exVélez sea parte de la lista definitiva que tendrá por delante el difícil desafío de afrontar el compromiso en Brasil.

Los primeros movimientos en el búnker del equipo albiceleste tuvieron lugar esta mañana y el perímetro fue literalmente "clausurado" a los ojos de la prensa.

En ese marco, y mientras lonas verdes impedían la visión a los curiosos tal cual ocurrió durante la gestión de Daniel Passarella al frente del equipo, los jugadores fueron sometidos sólo a exámenes médicos encargados por el cuerpo técnico.

Luego de pasar por cada una de las consultas médicas -desde chequeos cardiológicos hasta la supervisión de un otorrinolaringólogo-, Sabella tuvo charlas didácticas y motivacionales individualmente para conocer cómo está cada uno de los convocados que no estuvieron la semana pasada en los entrenamientos optativos.

Entre ellos está Lionel Messi, que descansó junto a su familia en Rosario hasta el domingo por la tarde, cuando viajó rumbo a Buenos Aires para ponerse el Mundial en la cabeza y "cambiar el chip", como él mismo aseguró en su regreso a la Argentina desde España, tras terminar la temporada con el Barcelona.

El único ausente de los 26 convocados por Sabella es Ángel Di María, que si bien llegará este martes a Buenos Aires fue licenciado hasta el viernes por el cuerpo técnico por haber obtenido la Liga de Campeones con el Real Madrid el pasado sábado.

El entrenador de la Selección argentina evaluará a los jugadores durante esta semana antes de que el próximo lunes entregue a la FIFA la lista definitiva de 23 apellidos que jugarán la Copa del Mundo en Brasil.

El miércoles 4 de junio comenzará a despedirse de su gente con un amistoso en el estadio Monumental frente a Trinidad y Tobago, mientras que el sábado 7 el saludo final será ante Eslovaquia en el estadio Ciudad de La Plata.

La Selección argentina viajará a Brasil el próximo lunes 9 de junio, para aterrizar en Belo Horizonte e instalarse en Cidade do Galo, el hogar del Atlético Mineiro, que será su búnker durante la Copa del Mundo.