Tragedia en Lobería: "Se investiga si fue un crimen pasional"

Tres jóvenes aparecieron muertos en una casa rural. Las dos chicas tenían varios impactos de bala y él solo un disparo en la cabeza. ¿Qué pasó? Declaraciones de un periodista local en exclusiva a Canal 26.
Martes 27 de mayo de 2014
Lobería amaneció conmocionado por la noticia del hallazgo de los cadáveres de Leandro Soplan (21), Alejandra Teruggi y Rocío Borello, ambas de 18 años. Fueron encontrados el lunes por la tarde en una casa situada en el establecimiento rural "Los Carpinchos" de Cuartel IV, Lobería, por el padre del joven, quien dio inmediato aviso a la Jefatura Departamental Necochea.

La policía constató que las dos jóvenes tenían varios impactos de bala en el cuerpo y que Soplan tenía un solo disparo en la cabeza. Según las fuentes, los investigadores establecieron que el joven era novio de Alejandra, una de las víctimas, y que en el lugar donde fueron encontrados los cuerpos trabajaban tanto Soplan como su padre.

Héctor Sabandini, periodista de la localidad, dialogó en exclusiva con Canal 26 sobre los hechos. “Esto es asombroso, porque Lobería en los últimos tiempos está sufriendo una serie de hechos impactantes, conmocionantes como fue el asesinato del intendente. Es inexplicable, la gente no puede comprender lo que ha pasado. Estos eran chicos buenos, Teruggi y Soplan eran novios, estudiosos”.

“El padre de Soplan era el encargado del campo Los Carpinchos, este chico ayudaba al padre y se fue a pasar el fin de semana con estas chicas”, agregó el periodista y dejó en claro que “ya fue descartado por la policía científica y local lo de la cuarta persona”.

En cuanto a las versiones de que podría ser un crimen pasional, el periodista dijo: “No sabemos que ha pasado... Se están haciendo autopsias”. Sabandini sí confirmó que “alcohol había mucho”. Destacó que los allegados a Leandro, Alejandra y Rocío buscan explicaciones de lo ocurrido: “No han dejado ninguna carta, a las familias no les caen las fichas, porque no estaban enojados, no había peleas ni nada.