La indemnizan por recibir diagnóstico equivocado de HIV

La víctima es una enfermera que tuvo que someterse a ese estudio para aspirar a ocupar ese cargo en una clínica privada. Tras la noticia, decidió volver a hacerse el examen y le dio "negativo".
Martes 27 de mayo de 2014

La Cámara Civil condenó a una médica a indemnizar con 85 mil pesos a una paciente a la que le informó erróneamente y sin respetar los estándares de privacidad que sus estudios de SIDA habían dado positivo.

.
“Fue anoticiada telefónicamente del resultado omitiéndose el carácter confidencial y la asistencia médica exigida en estas circunstancias, a mas de hacer saber de la posibilidad de falsos positivos y la necesidad de realizar estudios confirmatorios”, reprocharon los camaristas Carlos Domínguez y Oscar Ameal.
“La llamada telefónica debió limitarse a concertar una entrevista con la actora, haciéndole saber que ya se tenían los resultados a entregar personalmente”, añadieron.

El 5 de febrero de 2003, la víctima del error “fue contactada para ingresar como enfermera” en un centro médico privado, y el 12 de marzo, “encontrándose en su casa junto a una amiga. P., recibe un llamado telefónico informándole que del análisis efectuado resultaba ser portadora de HIV y no sería contratada”.
.

Pero un nuevo estudio, que la mujer realizó por su cuenta, arrojó “resultado negativo, que también fue reconfirmado con otro subsiguiente”.
.

Según se desprende del fallo, el error “se debió a un ‘falso positivo’ de conformidad a las pruebas cumplidas y allí citadas”.
.

“Debe tenerse por acreditado que, efectuado los análisis de laboratorio pertinentes y ordenados por la demandada como examen preocupacional, la actora fue anoticiada telefónicamente del resultado omitiéndose el carácter confidencial y la asistencia médica exigida en estas circunstancias, a mas de hacer saber de la posibilidad de falsos positivos y la necesidad de realizar estudios confirmatorios”, resumieron los camaristas.