Rocío Oliva: "En el entorno de Diego son todos pirañas"

Miércoles 28 de mayo de 2014
La ex novia de Diego Maradona, Rocío Oliva posó sexy para la revista Gente donde habló del astro y de su escandalosa separación.

Antes que nada, se atajó: “Se que a Diego no le va a gustar que cuente todo, pero ya no me importa”. Luego, despotricó.

La futbolista abrió las puertas de la casa de Bella Vista de la que el DT la quiere desalojar. Aprovechó y tiró la bomba: “En el entorno de Diego son todos pirañas”.

Rocío dijo que “Diego actúa como si fuera de su propiedad, pero yo soy dueña de mi vida”. Aclaró que Verónica Ojeda no fue la causante de la separación porque ella “no existía para nosotros”.

“Él nunca me reconoció que se hubiera acostado con ella”, dijo sobre el segundo embarazo anunciado por Ojeda que no llegó a término.

Lejos de callarse, Rocío hizo fuertes confesiones. “Yo siento que el que tuvo que ver en nuestra separación es Alejo Clérici. Cuando estaba con él era distinto, todo el tiempo se quería mostrar. Yo no lo conocía así”, definió la rubia del balón.

Luego afirmó que Clérici no quería que Diego se case “ni conmigo ni con nadie. No sé que quiere. Es un tipo de casi 40 años al que nunca se le conoció una novia... un día nos peleamos; su amigo siguió allá, yo no.

Pero Oliva destacó sobre su relación con el Diez que “no podés tener una relación de pareja normal, porque se mete todo el mundo”.

La futbolista aseguró que el médico le ordenó alejarse de su celular y tomar pastillas para dormir desde que recibió la carta documento de Maradona. Y afirma que su abogado, José Vera, le aconsejó grabar las conversaciones telefónicas con Diego para defenderse en caso de que lo necesite.

Sin embargo ella, no se arrepiente de haber estado con el astro del fútbol y dice que “unas disculpas sinceras arreglarían las cosas, pero Diego no pide disculpas. Nunca me pidió perdón por lo que tuve que pasar”.

“A otras personas, Diego les decía: 'Yo no tengo más hijos'. A mí me decía que quería estar conmigo hasta el último suspiro y dejarme un hijo”, confesó la ex jugadora de River Plate que quiere ir al Mundial de Brasil para comentar los partidos.

Mientras tanto, espera que la llamen de nuevo del Bailando: “Me llamó el Chato Prada y me ofreció bailar. Quedamos en que lo pensaba. Eso fue un lunes y después Diego me preguntó si era cierto. No me llamaron más, pero hoy aceptaría”.