Rebajan pena a violador serial por considerarla “cruel"

Los jueces entendieron que la condena a 50 años “atentaba contra la finalidad resocializadora” y ordenaron revisarla.
Miércoles 28 de mayo de 2014
La Sala I de la Cámara de Casación Penal ratificó la condena a un violador serial que atacó a 8 mujeres pero consideró que la condena de primera instancia de 50 años de prisión era “cruel e inhumano” y deberá ser revisado.

Los jueces Ana María Figueroa, Luis María Cabral y Juan Carlos Gemignani coincidieron en la calificación de los hechos y en la responsabilidad del acusado en todos los casos. Sin embargo, solo Gemignani sostuvo los 50 años. Los otros dos jueces, por mayoría, ordenaron que la causa vuelva al mismo tribunal oral que dictó sentencia para que fije un nuevo monto de pena.

Para los magistrados, una pena tan alta “ atentaba contra la finalidad resocializadora”. Por eso, consideraron que el máximo imponible de años sería de 30.

“Consideramos que este fallo tiene contradicciones y por eso nuestra idea es apelar a la Corte Suprema de la Nación”, le dijo a Clarín Deborah Huczek, abogada del Programa de Patrocinio de Querellas Para Víctimas de Delitos Graves (Propaque), quien representó a una de las jóvenes atacadas.

Por el lado de las víctimas, los abogados argumentaron que el monto de la pena era perfectamente legal y, por lo tanto, ésta debía ser confirmada por Casación. Huczek, por ejemplo, planteó ante la Sala I que se trataba de una cuestión de género, en virtud de que Alvarez Albarracín seleccionaba a las víctimas por su sexo y la vulnerabilidad que presentaban al momento de los hechos.

“Sostenemos que la pena de 50 años es constitucional, es legal y por eso reclamaremos a la Corte”, subrayó Huczek.