Rusia invitó a la Argentina a la cumbre de los Brics

El canciller Héctor Timerman mantuvo un encuentro en Moscú con su par ruso, Sergei Lavrov, quien confirmó que la Argentina será invitada a la cumbre en Fortaleza del grupo que integran Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica.
Miércoles 28 de mayo de 2014
Argentina participará en julio próximo de la cumbre de los países que integran el BRICS -integrado por Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica- que se llevará a cabo en la ciudad brasileña de Fortaleza.

La novedad fue dada a conocer hoy a través de su cuenta oficial en Twitter por el canciller ruso, Sergei Lavrov, luego de la reunión que mantuvo en Moscú con el canciller Héctor Timerman.

El encuentro de Fortaleza -que se llevará a cabo el 15 de julio- será la sexta cumbre que el grupo económico mantiene desde su conformación oficial, en 2008.

Lavrov también confirmó la gira por América Latina que emprenderá el presidente Vladimir Putin, y explicó que durante esa visita el jefe de Estado ruso se reunirá con la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Tras el encuentro con Timerman, Lavrov también destacó el interés ruso por incrementar sus inversiones en Argentina, en los sectores de energía hidroeléctrica y nuclear.

Además puso de manifiesto el interés de su país en diversificar las relaciones comerciales con Argentina e incrementar los vínculos con el Mercosur.


El encuentro de Fortaleza -que se llevará a cabo el 15 de julio- será la sexta cumbre que el grupo económico mantiene desde su conformación oficial, en 2008
Los países que integran el Brics explican en conjunto una cuarta parte del Producto Bruto Mundial y un quinto de las inversiones globales existentes.

Este grupo, originalmente armado por Brasil, Rusia, India y China, y llamado BRIC, se insinuó a principios de siglo como bloque, al que muchos miraban como un conjunto de las principales economías emergentes en ese momento, pero recién se configuró oficialmente como tal en 2008.

Ese año se emitió la primera declaración conjunta, y a partir de entonces comenzaron las reuniones oficiales como bloque, al que en 2010 se sumó Sudáfrica.

En su conjunto, estos países ostentan 25 por ciento del Producto Bruto Mundial, 43 por ciento de la población de todo el planeta, y movilizan 20 por ciento de la inversión en todo el mundo.

Si cuando empezó a sonar el término BRIC, allá por 2001, el intercambio comercial entre las economías integrantes era de tan solo 21.000 millones de dólares, en la actualidad, ya como Brics, alcanza a 280.000 millones; es decir, se multiplicó por más de 13.

Además, los cinco países en conjunto juntos poseen el 45 por ciento de la fuerza laboral global; y explican el 15 por ciento del comercio mundial.

En ellos viven más 3.000 millones de habitantes, su Producto Bruto es de 17 billones de dólares; su producción agrícola de 2.000 millones de toneladas; y sus reservas monetarias internacionales, de más de 3 billones de dólares, que representan 40 por ciento del total mundial.

Los Brics tienen una superficie territorial de 38,5 millones de kilómetros cuadrados, 27 por ciento del total en el mundo; y una generación eléctrica de 1,97 millones de gigavatios, que equivale a 35 por ciento del total mundial.

En materia energética, al comparar sus números con la Unión Europea, las reservas de petróleo de los Brics alcanzan las 112.945 millones toneladas contra 5.718 millones europeas; las de gas natural ascienden a 48.337,7 millones de metros cúbicos, versus 2.476 millones en el Viejo Continente; y las de carbón suman 374 millones toneladas, por encima de las 40 millones de la UE.