Caos de tránsito por piquete en Callao y Corrientes

Jueves 29 de mayo de 2014
Trabajadores de una autopartista cortaban esta mañana el tránsito en la esquina de las avenidas Callao y Corrientes, en el centro porteño, para repudiar las "330 suspensiones" de empleados.

Según los manifestantes, el martes último la empresa Lear "suspendió de manera ilegal y por tiempo indeterminado a la mitad de su personal".

"Son 330 los trabajadores afectados y la fábrica está rodeada por gendarmes, Infantería y policías con perros", se quejaron en un comunicado de prensa.

Lear es una empresa multinacional norteamericana que produce mazos de cables para Ford.

Silvio Fanti, delegado de la Comisión Interna, manifestó que "la excusa que usa la empresa es falsa, ya que Ford sigue produciendo la misma cantidad de unidades, por lo tanto no pueden justificar una baja en la producción".

En tanto, el delegado Rubén Matu remarcó que "Lear no es el único caso en el gremio, en Gestamp sufrieron 69 despidos y tienen la fábrica militarizada, la policía camina entre las líneas de producción metiendo miedo a los trabajadores".

Según dijeron, "ya hay en el país más de 15.000 suspensiones y cientos de despidos en la industria automotriz".

El piquete en Corrientes y Callao comenzó minutos antes de las 8 "para exigir el fin de las suspensiones y despidos en la industria automotriz".