Beba baleada por su hermano sigue en estado crítico

Jueves 29 de mayo de 2014
La beba que fue herida en el trágico hecho en el que su hermano mayor manipulaba un arma de fuego y mató a un hermano de seis años permanecía hoy internada estable, pero en estado crítico, según se informó desde el hospital Notti de Mendoza.

En tanto, el chico de 10 años, en estado de shock, dio algunos detalles de cómo ocurrieron los hechos y habría confesado haber gatillado el arma.

De acuerdo con el parte médico difundido oficialmente este jueves la bebita no tiene orificio de entrada de bala, por lo que se cree que el tiro que mató a su hermano de seis años le dio "de rebote" y le produjo graves heridas en la cabeza.

A pesar de que su evolución era correcta, los médicos aún no pueden determinar las consecuencias que tendrá la herida sobre su salud.

La beba quedó herida en una tragedia que ayer sacudió a Mendoza, cuando un niño de seis años falleció tras recibir un disparo en el tórax cuando el hermano mayor, de 10 años, manipulaba una pistola 9 milímetros de la que se escapó un disparo.

Los nenes se encontraban circunstancialmente solos, ya que su madre había salido a buscar a otro hijo al colegio.

La beba fue trasladada al Hospital Notti en gravísimo estado, mientras que el chico perdió la vida, según se constató en el hospital.

Por su parte, el chico de 10 años habría confesado que mientras manipulaba el arma, gatillo y la pistola se disparó.

En un principio, el nene culpó a su hermano de tres años de haber manipulado el arma, pero después habría confesado que gatilló el arma.

Contó que la pistola estaba en el último estante de un mueble y que tras subirse a una mesa la encontró dentro de una caja.

También dijo que se fue con el arma a una pieza, donde estaban sus hermanos, y que al manipularla habrían ocurrido los hechos.

El episodio sucedió en la manzana M, casa 9, en el barrio Santa Teresita, en el mencionado departamento provincial, en una zona humilde del Gran Mendoza.

De acuerdo con el informe policial el chico fallecido tenía un disparo en el pecho.

Fernando Rosa, director de Investigaciones de Mendoza precisó que "en la vivienda había un arma calibre 9 milímetros, dos heridos y que uno de ellos murió".

La víctima fatal, identificada como Juan Ignacio, llegó sin vida a ese centro asistencial mientras que su hermanita fue trasladada hacia el hospital pediátrico Notti, donde se le diagnosticó herida de arma de fuego en parietal derecho con pérdida de masa encefálica.

El arma está registrada a nombre del progenitor y fue comprada hace pocos meses.