Hallaron un "objeto extraterrestre" en el norte de San Luis

Viernes 30 de mayo de 2014
El pasado 16 de mayo Fermín Oviedo -quien desde se desempeña como docente rural y desde hace años tiene por hobby coleccionar piedras y minerales- halló de manera casual en el paraje de La Botija lo que a simple vista parecía ser solo una extraña piedra con raras abolladuras de unos 7 mm de profundidad en toda su superficie pero que al levantarla lo sorprendió por gran peso.

La enorme desproporción que notó entre el tamaño de la piedra, que es de unos 21,4 centímetros de longitud y su peso de 3.400 Kg llamó la atención del docente quién además se dio cuenta que la piedra parecía tener una composición metálica, cuestión que luego comprobó al acercarle un imán que se adhirió a ella firmemente.

Con la incógnita planteada sobre que tipo de piedra sería, la cual no parecía ser común en la zona ni tampoco había visto anteriormente, Oviedo se puso en contacto con un conocido suyo que se desempeña en la actividad minera quien le aseguró que el objeto en cuestión no sería de origen terrestre.

Alertado por el insólito hallazgo el docente se dispuso a investigar sobre la verdadera procedencia del objeto y para su sorpresa coleccionistas especializados en el tema le confirmaron que efectivamente se trataba de un meteorito de tipo siderito compuesto de hierro y níquel que posiblemente provendría de algún asteroide y además le informaron que ése tipo de meteorito forma parte del 7% de los que se logran encontrar en nuestro planeta.

Este meteorito podría haber originado la extraña explosión que el 26 de abril pasado conmocionó a los habitantes del norte de San Luis

Hacia la media noche del pasado sábado 26 de abril cientos de pobladores del norte puntano quedaron estupefactos al ver caer del cielo un extraño objeto luminoso que luego provocó una estampida acompañada de un fuerte temblor, y debido a los testimonios que surgieron de éste llamativo suceso todo indicaría que pudo haberse tratado de un fenómeno que en astronomía se explica con el ingreso de un bólido a la atmósfera.

Los testimonios de los pobladores de ésta zona y quienes casualmente transitaban por las rutas de la región coincidieron al relatar a través de las redes sociales y otros medios de comunicación locales que presenciaron la repentina caída del cielo de un objeto incandescente que, a su paso, dejaba una pequeña estela de color verde, tras lo cual sobrevino una estampida seguida de un fuerte temblor que provocó –incluso- vibraciones en los vidrios de las viviendas. (Fuente: Primera Edición)