Extrañas apariciones de la Virgen de la Medalla Milagrosa

Viernes 30 de mayo de 2014
Liliana Uzarralde y su marido Juan Carlos Maschke, es la pareja que habita la famosa “Posada del zorzal” en Potrerillos, más precisamente en Las Vegas. La familia construyó una pequeña capilla -Oratorio de la Virgen de la Medalla Milagrosa- alrededor de varios sucesos que los impresionaron.

Hoy revelan la última aparición en el lugar. Se trata de la imagen del Espíritu Santo (en forma de paloma) que apareció intacta el Jueves Santo sobre el vidrio de la Capilla. “Es un símbolo para mí y la mayoría de la gente que lo vio. Siempre está pero no siempre se nos representa”, contó a MDZ Liliana, una de las protagonistas de esta historia y quien afirma no haber tenido una buena experiencia con respecto a la religión hasta que le ocurrieron esos sucesos.

Así llegaron varios curas de Mendoza para apreciar las imágenes que “traen la paz”. Mucha gente también desembarcó en el lugar para constatar con sus propios ojos este fenómeno.

¿Cómo comenzaron las apariciones?

“Hicimos la Capilla en base a varios sucesos que nos fueron ocurriendo y fortalecieron nuestra fe, pero tampoco queríamos hacer de esto un santuario”, dijo Juan Carlos.

En la década de los 80 la familia concilió ese lugar como un sitio de descanso, los fines de semana aprovechan y se hacían una escapada a Las Vegas para disfrutar de los paisajes y la tranquilidad. “Me atraía mucho venir a este lugar, aunque no había ni luz, ni agua, era una paraje que nos encantaba”, contó Liliana.

Un sueño despertó su fe. “Soñé que estaba en este lugar con mi mamá y mi papá mirando el Cerro y atrás aparecía una imagen de una Virgen con las manos abiertas. Yo lloraba y mi mamá me decía que era ella la que nos estaba cuidando.” Sus padres habían fallecido hacía un tiempo y por eso ella decidió visitar al sacerdote de la Virgen del Challao. Él fue el encargado de entender cómo era la imagen, se trataba de la Virgen de la Medalla Milagrosa”, siguió Liliana es su relato.

Con la intención de parquizar el lugar, Juan Carlos buscó tierra para sacar las piedras y poder sembrar pasto. Ricardo López (su vecino) lo ayudó y en una tarde de trabajo encontraron una piedra muy emblemática: era la imagen de la Virgen de la Medalla Milagrosa en color blanco inmaculado. “Los tres habíamos sido testigos de una aparición increíble. Lo que tenía de particular esta Virgen era un trébol de cuatro hojas en el pecho”, agregó.

Curiosamente el trébol, aunque muchos lo asocian con el símbolo de la buena suerte: fe, esperanza y amor, era predicado por San Patricio como Dios dividido en tres: Padre, Hijo y Espíritu Santo. “Un día tomando sol con mis hijos y la niñera sentí una voz muy dulce que me hablaba, me sentía totalmente loca pero me pedía que buscara esta hoja. Así encontré con ellos el trébol de cuatro hojas”, dijo Liliana.

La Virgen se estaba manifestando siempre con algún testigo de por medio y eso alertó a los creyentes. El trébol fue colocado en una Biblia -la única que tenía la familia Maschke-casualmente en un pasaje que decía: "Abriré ríos en las alturas desoladas, y manantiales en medio de los valles; transformaré el yermo en estánque de aguas, y la tierra seca en manantiales. Pondré en los yermos el cedro, la acacia, el mírto y el olivo,junto con el olmo y el boj”.

Para la fe de algunos Isaís 41:48 era el mensaje bíblico que describe este hermoso lugar de Potrerillos que la Virgen eligió para manifestarse.

En el año 1999, los Maschke emprendieron la colación de una piedra fundamental en el lugar, apoyados por los vecinos de Las Vegas que firmaron el pergamino con la historia de esta Virgen. El padre Vladimiro Rossi fue el encargado de llevar a cabo la ceremonia. La dueña de casa cuenta que desde ese día la Virgen siempre se le manifiesta advirtiéndole algún hecho.

En el 2001 se construyó este Oratorio que recibe a cientos de creyentes por año.

Hechos concretos

“Se nos presentó en tres partes: en sueños, en imágenes y en persona”, manifestó Liliana Uzarralde. Además compartió con el equipo de MDZ piedras y troncos que llevan la imagen de la Medalla Milagrosa, esto ocurre cada vez que ella le pide una señal a la inmaculada.

La primera vez que la familia notó su presencia fue cuando un albañil,que trabajaba para ellos; Vallejo, manifestó muy asustado haberla visto en el jardín de la casa. “Con Juan Carlos no entendíamos nada de lo que nos había pasado pero Vallejo insistió en la aparición y la volvió a ver bajando del Cerro”, indicó Uzarralde.

Otra noche la Virgen los sorprendió dentro de su hogar. “Fue mi hijo más chico el que me dijo que me corra de los pies de su cama porque estaba la Virgencita. Pero no hablábamos de ella porque no entendíamos lo que nos estaba pasando. De todas formas yo estaba presintiendo lo mismo y no podía manifestarlo, estaba como inmóvil. Unos minutos después, mi marido me confesó que le pasó lo mismo”, relató.

A partir de allí, la que la ve es Brenda, la hija de la pareja. ¿Qué es lo que ven concretamente?

“Una imagen blanca que nos deja mudos, paralizados, sin poder hablar, gritar ni movernos”, manifestó Juan Carlos el padre de la familia. (Fuente: Diario de Tandil)