¿Paranormal?: escuchan llantos de bebé en cementerio

Lunes 2 de junio de 2014
Hace 10 años enterraron en el cementerio de Chicxulub Pueblo (México) a un niño, pero muchos aseguran que su alma no descansa.

En días pasados estuvo un periodista en Chicxulub Pueblo a petición de un par de personas que afirman haber escuchado llantos de un bebé fantasma en el interior del cementerio de esta población.

Y están seguros de ello debido a que ya les habían platicado antes que este fenómeno ha ocurrido en años anteriores y casualmente para estas fechas, pues aparentemente es el aniversario luctuoso de un menor que falleció hace varios años ahí.

“Nosotros venimos a ver a mi mamá que está enterrada aquí en Chicxulub, pues ella era de aquí, venimos a verla mínimo unas cinco veces al año, ya estamos acostumbrados a este sitio y no nos habíamos topado con nada raro, pero esta vez de pronto se escuchó el llanto como de un niño de uno o dos años, como cuando lloran por su leche, con desesperación, lo escuchamos muy cerca de nosotros, pero no había nadie.
“En eso recordamos que ya nos habían platicado que se trata de un fantasma y que otros que viven aquí ya lo han escuchado”, finalizó.

Confirman llanto paranormal
Cabe destacar que hace unos meses, el sereno del cementerio, don Manuel Jesús Vela (quien tiene 26 años en el cargo), confirmó que esto es real, ya que tuve oportunidad de entrevistarlo y con toda naturalidad explicó:

“El infante murió hace más de 10 años, lo enterraron por la mañana o al mediodía, pero de pronto a eso de las cinco de la tarde dijeron unas personas que vinieron al panteón que escuchaban llantos de un niño junto a la tumba; vinieron varias personas a corroborarlo pero no había indicios de que estuviera vivo”.

Y agrega: “esto sucedió por varios días hasta que ya después de unos meses todo se tranquilizó, pero sí asustó a mucha gente pues escuchaban claramente los llantos y muchos ni sabían que ahí estaba enterrado un bebé”.

De acuerdo con los testimonios de otras personas, los llantos se escuchan para el aniversario del infante y para las épocas de los fieles difuntos a finales de octubre y principios de noviembre.

Don Manuel dijo que con más frecuencia ha escuchado otras cosas pero que se atribuyen al alma en pena de un adulto:

“Como yo vivo enfrente del panteón, de pronto escuchaba los gritos y llantos que provenían de ahí, entraba y no había nadie; también varias personas lo reportaron, los lamentos provenían de esa tumba, estuvimos vigilando y ni siquiera había nadie que se hubiera guardado en ese orificio”.

Cabe destacar que esa tumba está en la parte de atrás del cementerio y casi colinda con una vivienda que se quemó años antes; de hecho, pudimos averiguar que durante ese incendio vieron varias siluetas que estaban en el panteón y que de pronto desaparecieron como si se hubieran metido a las tumbas. (Fuente: sipse.com)