UIA: el Gobierno es “reacio a recortar impuestos” para mejor competividad

"Mi empresa cayó un 30 por ciento en las ventas, quién va a pagar eso, yo también estoy haciendo un sacrificio", dijo Héctor Méndez presidente de la Unión Industrial Argentina.
Lunes 2 de junio de 2014
El presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), Héctor Méndez, consideró hoy que el gobierno es "reacio a recortar impuestos para mejorar la competividad empresaria en tiempos de recesión" y estimó que el "malestar oficial" se debe a que a los funcionarios "no les gusta que le pregunten qué hacen con la plata de los ciudadanos".

Méndez, en diálogo con radio Mitre, salió al cruce de las quejas expresadas por el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, y la ministra de Industria, Débora Giorgi, que objetaron los pedidos de reformulación del cuadro impositivo actual expreso por el dirigente industrial.

"Yo dije exactamente lo que no oyen: me maravilla muchas veces las respuestas de algunos funcionarios porque se ve que no leen los diarios", reclamó Méndez, por considerar que "nunca hable de tocar subsidios; sino que se deberían revisar los costos (del Estado), que es distinto".

A modo de ejemplo, el presidente de la UIA afirmó que "no pueden (desde el gobierno nacional) decirme que le pida a las fábricas de autos que analicen sus precios cuando el 50 por ciento de este valor es una carga fiscal".

Por ello, recomendó: "sentémonos en la mesa y hablemos de eso".

Méndez comentó al respecto que el gobierno nacional se muestra como "el más reacio a renunciar" a sus pretensiones, por caso el cobro de impuestos para contener el déficit fiscal, y aclaró que "sin una renuncia de ambas partes, es difícil de llegar a un acuerdo de nada".

Al respecto, el empresario manifestó: "como ciudadano, como empresario y dirigente, tengo derecho a saber cómo se aplican los fondos del Estado que son aportados por los trabajadores, y por todos los ciudadanos y todos los empresarios".

"Si usted se sienta en la mesa (de discusión de la problemática empresaria) sin querer renunciar, yo tampoco me siento", sugirió.

Sin embargo, Méndez explicó que "estoy dispuesto a llamar a todos los empresarios para decirles que es lo que hay que hacer para aportar al llamado de la presidenta (Cristina Fernández), del que nadie puede distraerse, lo aceptamos; pero que el Estado también haga eso".

Oportunamente, la Unión Industria le presentó al ministro de Economía, Axel Kicillof, una serie de propuestas para destrabar la situación de falta de competitividad que viene experimentando el sector fabril.

Dentro de las pretensiones del empresariado de discutir el tema costos con el gobierno nacional, Méndez comentó que allí se puede tener en cuenta "el cuarenta y pico por ciento de presión fiscal" que pesa sobre el sector privado, y también sobre los precios de su producción.

"No hablé nunca de subsidios", declaró el empresario plástico, y consignó que "todos" los empresarios "sabemos" la situación que ofrece el déficit fiscal, "no tengo duda" de las necesidades que tiene el gobierno nacional en materia de recursos.

Atribuyó el cruce que tuvo con Capitanich y Giorgi a que a los funcionarios "no les gusta que usted le pregunte qué hacen con la plata de los ciudadanos" y aseguró que, frente toda posible medida gubernamental, "seria maravilloso que nos hicieran vender" nuestra producción.

Por ello, frente a la problemática que ofrecen los precios de la economía, Méndez recomendó "sentémonos en una mesa y analicemos cuanto es el precio de una heladera, cuanto tiene de chapa, de mano de obra directa e indirecta, hagamos un análisis de costos, presentemos balances, y si se gana plata es porque soy eficiente y si no es así, es porque me la estoy choreando".

"Mi empresa cayó un 30 por ciento en las ventas, quién va a pagar eso, yo también estoy haciendo un sacrificio", dijo.

Por ello, Méndez recomendó: "¿Que digan ellos cómo nos van a hacer vender?" y consignó que "si las empresas no son competitivas, se mueren"