Un condenado a 30 años, dos absueltos y dos penas leves

Lunes 2 de junio de 2014

Un hombre fue condenado hoy a 30 años de prisión por el doble crimen de las turistas francesas Cassandre Bouvier y Houria Moumni, cometido en 2011 en Salta, mientras que otros dos acusados resultaron absueltos.

La Sala II del Tribunal de Juicio salteño condenó, por unanimidad, a Gustavo Lasi (25) como autor de los delitos de "robo calificado por el uso de arma, abuso sexual con acceso carnal agravado y doble homicidio calificado criminis causa, todo en concurso real".

Por estos mismos cargos habían llegado a juicio, detenidos e imputados, Santos Clemente Vera (38) y Daniel Octavio Eduardo Vilte Laxi (24); sin embargo, los jueces Angel Longarte, Bernardo Ruiz y Carlos Pucheta, por mayoría los absolvieron y ordenaron la inmediata libertad de ambos.

Y si bien el fiscal Félix Elías y la querella había requerido la prisión perpetua para Lasi, el tribunal hizo lugar al "pedido de inconstitucionalidad" de la defensa de aquel para esa pena prevista en el delito de homicidio "criminis causa".

En los alegatos, el fiscal Elías también había pedido perpetua para Vera y no acusó a Vilte, mientras que una parte de la querella en representación de la madre y las hermanas de Cassandre y la familia de Houria solicitó la pena máxima para ambos.

Sin embargo, los magistrados coincidieron en la absolución por el beneficio de la duda de esos dos imputados, aunque Pucheta, en disidencia, argumentó que no eran autores, de manera "lisa y llana", de ninguno de los delitos por los que fueron juzgados.

En el mismo fallo, el tribunal condenó a Omar Darío Ramos, alias "pajarito", y a Antonio Eduardo Sandoval, alias "chato", a la pena de dos años de prisión en suspenso por "encubrimiento calificado", al haber ocultado el arma de fuego utilizada en el hecho.

Los jueces fijaron para Sandoval y Ramos las "reglas de conducta" previstas para que fijen residencia, se sometan al cuidado de un Patronato y se abstengan del "uso de estupefacientes y abuso de bebidas alcohólicas" durante el término de la condena.

Apenas se conoció el fallo, familiares de los absueltos celebraron entre lágrimas y abrazos en una sala de audiencias repleta.

"Obtener una condena de alguien no es una victoria. Esto no es un partido de fútbol. Era necesaria para la sociedad, pero de ninguna manera es un triunfo", expresó luego ante la prensa Jean Michel Bouvier, padre de Cassandre, quien había manifestado al inicio de la jornada que la instrucción de la causa "estuvo mal hecha".

Su abogado, Federico Rodríguez Spuch, quien había pedido que se condene sólo a Lasi, dijo estar de acuerdo con que las penas no sean perpetuas sino que "tengan un límite temporal".

"El fallo era lo que Jean Michel Bouvier esperaba. Los otros familiares no", indicó, en tanto, Nicolás Durrieu, abogado de la madre y la hermana de Cassandre y de la familia de Houria.

Por otro lado, Horacio González, defensor de Lasi, manifestó estar en desacuerdo con el fallo aunque "contento" con la declaración de inconstitucionalidad de la prisión perpetua.

"Pero me parece que los años que le dieron fueron exorbitantes", opinó el letrado y, además, consideró que "evidentemente ha quedado un hecho de impunidad total" ya que, para él, "es sabido que Lasi no pudo haber cometido solo este crimen".

En cambio, José Vargas, abogado de Vera, dijo que el fallo fue "un poco benévolo con Lasi" y "muy justo" para su defendido y Vilte.

A su turno, Marcelo Arancibia, abogado de Vilte, dijo que una vez que logre la absolución "lisa y llana" va a "accionar contra el Estado" por el tiempo que su defendido estuvo detenido "porque no hay manera que una persona esté sin motivo dos años y nueve meses preso",

La última jornada del debate comenzó esta mañana con las "últimas palabras" de los acusados reiteraron su inocencia, excepto Lasi, quien durante el juicio ya había admitido el abuso sexual en contra de una de las víctimas pero no los homicidios.

"Quiero decirles que no entiendo por qué estoy acá. Jamás tuve ningún contacto con estas dos chicas, no las violé, no las maté y no les robé nada. Jamás me junté con Vera y mucho menos con (Gustavo) Lasi", dijo Vilte.

Por su parte, Vera afirmó tener "las manos limpias y la conciencia tranquila" y pidió Justicia por él y por su familia.

A su turno, Lasi le dirigió la palabra al padre de Cassandre, a quien le dijo: "Siento mucho lo que ha pasado".

"Por ahí, él se queda con la duda y piensa que hay más gente en esto, pero no la hay. Yo quiero que él pueda conseguir el descanso eterno de su hija", afirmó el ahora condenado que en el debate apuntó contra Vera y Vilte como los supuestos asesinos.

Tras las "últimas palabras", el tribunal pasó a un cuarto intermedio para deliberar, oportunidad en la que el fiscal Elías reitero ante la prensa que, según su criterio, "el ataque sexual fue el motivo principal" del doble crimen.

El 29 de junio de 2011, Cassandre (29) y Houria (23) fueron halladas muertas, con signos de haber sido violadas, baleadas y golpeadas, en un sector del Mirador de la Quebrada de San Lorenzo, en Salta Capital, adonde habían ingresado a pasear 14 días antes.