Griesa abre puerta de negociación con los fondos buitre

El juez federal de Nueva York dijo que si nuestro país “hiciera un giro y actúa de buena fe, puede haber una negociación".
Martes 3 de junio de 2014
El juez federal de Nueva York, Tomas Griesa, abrió una puerta a la Argentina para que negocie con los fondos buitre una salida al conflicto judicial en caso de que la Corte Suprema de los Estados Unidos de un revés al país el próximo 12 de junio.

"Si la Argentina está de verdad en una condición financiera que no puede pagar todas sus obligaciones, ¿qué hace alguien de buena fe? Viene a los tribunales a negociar", dijo Griesa en una audiencia del viernes con los abogados patrocinantes del país y de los fondos especulativos.

Este juez federal de Nueva York falló en noviembre de 2012 a favor de los "fondos buitre" y obligó a la Argentina a pagarles unos 1.330 millones de dólares, aunque el Gobierno de Cristina Kirchner apeló esa decisión que ahora está en manos de la Corte estadounidense.

Pero en la nueva audiencia que se concretó el viernes último, el juez mantuvo su opinión de que la Argentina nunca actuó de buena fe al sostener: "No hay necesidad de hablar de catástrofe...Si la república hiciera un giro y actúa de buena fe, puede haber una negociación".

Esas palabras de Griesa se conocieron gracias a la filtración de la transcripción de la audiencia mantenida por los abogados de los fondos buitre y los de la Argentina, que pertenecen al estudio Cleary, Gottlieb, Steen and Hamilton.

Las palabras de Griesa fueron informadas en un memorando escrito por los abogados de la Argentina y enviado al Ministerio de Economía sobre los posibles resultados de la apelación presentada ante el máximo tribunal norteamericano.

Carmen Boccuzzi, letrada por la Argentina, reconoció que ese memorando había sido realizado en el estudio Cleary y dijo: "No está claro cómo algún individuo no autorizado fue capaz de darlo a un sitio web en algún lugar de la Argentina".

Entonces, si la Corte de los Estados Unidos rechaza tomar el caso de la Argentina (en la audiencia los letrados señalan que nunca se expedirá antes del 16 de junio próximo), el Gobierno puede presentarse ante Griesa para proponer una solución a todos los bonistas y evitar el incumplimiento de los títulos que vencen el 30 de junio.