Cuerpo del CEAMSE es de una chaqueña

Paula Adriana Giménez (31), quien padecía esquizofrenia y delirios místicos y fue vista por última vez a la 1 del 16 de mayo, cuando salió a comprar cigarillos del hotel de avenida Jujuy al 400 donde se hospedaba.
Martes 3 de junio de 2014
La mujer que esta mañana apareció muerta en la planta de residuos de la CEAMSE de la localidad bonaerense de José León Suárez, es una mujer chaqueña que había desaparecido el pasado 16 de mayo en el barrio porteño de Balvanera, informaron fuentes policiales.

Tanto voceros de la Policía Federal como de la bonaerense, indicaron a Télam que se trata de Paula Adriana Giménez (31), quien padecía esquizofrenia y delirios místicos y fue vista por última vez a la 1 del 16 de mayo, cuando salió a comprar cigarillos del hotel de avenida Jujuy al 400 donde se hospedaba.

El jefe Departamental de San Martín, comisario mayor Miguel Maccario, aseguró que la principal
hipótesis es que el cuerpo llegó esta madrugada desde Capital Federal, ya que, según explicó, los residiuos que llegan a José León Suárez son "depositados en la plata de transferencia ubicada en la zona (porteña) de Colegiales y luego es trasladada a esta planta de tratamiento en distintos camiones herméticamente cerrados".

Maccario indicó que en horas de la madrugada llegaron a CEAMSE de José León Suárez "nueve camiones de este tipo que provienen de la planta de Colegiales".

El jefe departamental comentó además que están intercambiando información con sus colegas de la Policía Federal "para, a través de las denuncias que tengan por desaparición de personas, en este caso de una mujer, tratar de determinar, en primera instancia, la identidad y, en segundo lugar, el mecanismo y la data de la muerte".

El Comisario Mayor confirmó que el cadáver fue hallado "en la línea número 1 para tratamiento de residuos" por trabajadores que avisaron a sus superiores y que fueron éstos los que llamaron "para que intervenga la autoridad policial y judicial".

Además, señaló que "el cuerpo está entero pero con los daños que pudo sufrir de las máquinas por donde pasa la basura".

Maccario señaló que aún se encontraban trabajando sobre el cadáver "personal de Policía Científica y el médico legista.