Línea 60: protesta de choferes dejó 4 policías heridos

Los trabajadores cortaron durante dos horas el tránsito en el Puente Saavedra para reclamar por la falta de aumentos salariales. El Gobierno los calificó de "descontrolados" y "violentos".
Martes 3 de junio de 2014
Choferes de la línea 60 cortaron hoy durante dos horas el tránsito en el Puente Saavedra para reclamar por la falta de aumentos salariales y durante la protesta se enfrentaron con la Policía, con un saldo de cuatro efectivos heridos, uno golpeado con un termo de agua caliente.

"Esto es un atropello hacia la sociedad", se quejó el secretario de Seguridad, Sergio Berni, quien confirmó que cuatro efectivos resultaron con lesiones.

El funcionario calificó de "descontrolados" y "violentos" a los manifestantes que marcharon en el corredor que une la Capital Federal y el partido de Vicente López.

La Policía Federal intentó evitar el corte total de tránsito en la avenida Cabildo, en la zona de Puente Saavedra, a las 9:40 de la mañana pero los choferes se resistieron y lograron concretar la medida de fuerza.

La situación generó una fuerte tensión en el lugar, donde se registraron empujones y golpes de puño, e incluso un manifestante golpeó a un efectivo policial con un termo de agua caliente que estalló en el impacto.

El operativo policial incluyó unos 100 efectivos, varios móviles y hasta helicópteros, pese a lo cual los manifestantes consiguieron interrumpir el tránsito hasta poco después de las 11:00.

Berni dijo en declaraciones radiales que los manifestantes "descontrolaron" la situación para poder concretar la marcha y el corte de tránsito, que afectó a cientos de personas que utilizan el corredor para ir de Capital a la zona norte del conurbano y viceversa.

En el marco de la protesta, los choferes no cobraron boletos entre las 7:00 y las 19:00.

Néstor Marcolin, delegado de la línea 60, explicó que "todavía no recibimos un aumento y la UTA está pidiendo una suba de subsidio".

"Los empresarios ya tuvieron un 68 por ciento de incremento de subsidios. La UTA no pide mejoras para los choferes", se quejó el trabajador.

Marcolin indicó que las negociaciones paritarias fueron abiertas el primero de enero debido al vencimiento del acuerdo salarial de 2013, pero aún no hubo novedades favorables sobre una suba para los sueldos.

Los trabajadores de esta línea que une a la Capital Federal con localidades del norte del Conurbano consideran que sus salarios tienen que ser "equiparados" con los sueldos que perciben los trabajadores del subte.

En declaraciones a radio Nacional Rock, Marcolin dijo que la empresa debe aceptar discutir sobre la "salubridad" de la jornada laboral que debe ser de 6 horas, porque hay trabajadores "no se llegan a jubilar a los 55 años" y terminan trabajando "entre 9 y 11 horas si dan dos vueltas".

"La realidad es que la mayoría de mis compañeros por el desgate del trabajo no se jubila a los 55 años porque se enferma o se muere antes. Hay un problema muy claro con el tema de salubridad", expresó el delegado.