“Queremos generar debates de ideas”

Ricardo Forster, el intelectual nombrado secretario de coordinación estratégica para el pensamiento nacional del Ministerio de Cultura, habló con Maxi Montenegro. Dio detalles de su cargo y el objetivo que tendrá la secretaría.
Miércoles 4 de junio de 2014
En Al Máximo, con Maxi Montenegro (Latina 101.1), conversaron con Ricardo Forster, recientemente nombrado al frente de la secretaria de coordinación estratégica para el pensamiento nacional del Ministerio de Cultura.

En la entrevista contó detalles de la que será su función, cómo llegó al cargo y qué intentará hacer al frente de la secretaría a nivel nacional y continental.

¿Cómo se llegó a este nombramiento? “Estuve afuera estos últimos días y hubo conversaciones previas. Los tiempos se aceleran, llegué a la noche y la decisión estaba tomada. Me pone muy feliz porque es una gran responsabilidad y desafío, y dentro de lo que ha sido la creación del Ministerio, está muy bien que se cree una secretaría para crear un espacio nacional y federal de debate público y abierto que recorra las diversas corrientes y tradiciones de pensamiento latinoamericano y argentino. Me gustaría aclarar que me halaga el nombramiento porque no vengo del campo del pensamiento nacional. Es un desafío que ha tomado la presidenta al nombrar a alguien que tiene la formación intelectual que no cierra con ciertos reduccionismos. Para mi va a ser un honor, porque creo que ha y una gran tradición de ideas en la Argentina que cruza a personalidades como Leopoldo Marechal y Borges, Scalabrini Ortiz y Silvio Frondizi. Por vocación y formación mi mirada es abierta”

¿Qué es el pensamiento nacional? “Es interesante el nombramiento porque coloca a alguien que en su trayectoria ha tocado y se ha formado en vertientes intelectuales que no necesariamente son las que aparecen en el pensamiento nacional. Se podría decir que alguien como Hernán Desarregui, de la izquierda del pensamiento nacional, sí había sido un lector muy sistemático de Heggel, de Marx, de la Escuela de Frankfurt, mi formación viene de la tradición de la filosofía alemana de Walter Benjamin, el mes que viene publico un libro de 25 años de trabajo sobre Benjamin, relacionándolo con el judaísmo. Esto le va a impedir a alguno hacer deducciones rápidas, escuché que alguno hablaba de Gebbels y mi nombramiento le hará ruido porque vengo de una familia judía, ligada al pensamiento judío. Hice mi tesis de licenciatura sobre Martin Bubbert y jasidismo, una corriente mística del judaísmo. Le va a costar reducirme a un nacionalismo estrecho, con el cual no he comulgado”.

¿Quién le ofreció el cargo? “Viene de presidencia. La creación del Minsiterio es una decisión de la presidenta y dentro del organigrama que se fue armando se fue resolviendo la creación de la secretaría. Dentro de las nuevas secretarías, con especificidad, es la que he sido honrado con la decisión de dirigirla”.

¿Cuál sería la tarea exacta de esta secretaría? “Primero generar ámbitos a nivel federal del debate de ideas, armar coloquios, foros, espacios universitarios. Al nombre le falta que también es latinoamericano el pensamiento. Yo hace poco coordiné un encuentro de lenguas con intelectuales de todo el continente. Una de mis ideas centrales, porque era un momento fundamental para hacerlo y hay que impulsarlo más a nivel regional, es generar espacios de debates entre intelectuales brasileños, uruguayos, venezolanos, chilenos, peruanos, y hacer lo que hago hace años, recorrer el país de norte a sur. No quiero estar en un escritorio, dirigiendo una oficina burocrática. Mi idea es ir a Jujuy, a Tierra del Fuego, a Mendoza, Misiones. Por ejemplo, iré a una conferencia en la Universidad del Comahue en Neuquén y después otra en San Martín de los Andes, cosas que he hecho en los últimos años y será núcleo de la secretaría. También generar condiciones para desplegar el “hacia dónde” va el continente y el país”.

Escuchá el resto de la entrevista en el audio adjunto.