Incidentes en Chaco dejan 15 presos y veintena de heridos

Miércoles 4 de junio de 2014

a nueva protesta en la plaza central de la capital de Chaco terminó hoy con al menos quince personas detenidas y veinte heridas, luego de que la Policía se enfrentara con gases lacrimógenos y balas de goma a manifestantes de sindicatos estatales y de agrupaciones sociales e indigenistas.



Las refriegas, producidas a partir de las 13.00 en las inmediaciones de la plaza 25 de Mayo, dejaron diez patrulleros dañados y vidrieras de dependencias públicas y de locales comerciales rotas, informó el diario Norte, citando a la Policía local.



Debido a la protesta social anunciada para este miércoles, la capital chaqueña y sus inmediaciones amanecieron militarizadas, con 1.020 agentes custodiando los alrededores de la Casa de Gobierno, más puestos camineros, accesos y desvíos de tránsito, además de un camión hidrante, tres autobombas, 50 motos y 40 caballos.



La protesta social aglutinó a la mayoría de los gremios, sindicatos y organizaciones sociales de la provincia, reunidas en la llamada Multisectorial, con contingentes de la Federación Nacional Campesina, que fueron a Resistencia desde distintas localidades del interior.



La consigna de la movilización fue "contra el ajuste y la represión" del Gobierno encabezado por Juan Carlos Bacileff Ivanoff, reemplazante de Jorge Capitanich, quien está de licencia como gobernador desde noviembre pasado, cuando asumió al frente de la Jefatura de Gabinete de Ministros de la Nación.





En los seis meses que lleva gobernando la provincia Bacileff Ivanoff se produjeron ya otros dos episodios de represión policial en protestas sociales, que terminaron con detenidos y heridos.



El 7 de mayo la Policía chaqueña reprimió a integrantes de gremios estatales que realizaron una manifestación en el centro de Resistencia en reclamo de mejoras salariales, con gases y balas de goma.



Tres meses antes, el 11 de febrero, una manifestación de movimientos sociales que reclamaban el incremento de la asistencia estatal a desocupados y regularizar el financiamiento de planes de vivienda terminó con una dura represión policial que provocó veinte heridos y diez personas detenidas.