Cristina anunció una moratoria para los que deben aportes

En el acto de firma la ampliación del “Programa SUMAR” con la Ciudad de Buenos Aires, Santa Cruz y Córdoba, la Presidenta remarcó además que "atenderá a los sectores de mayor vulnerabilidad social".
Miércoles 4 de junio de 2014

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner anunció hoy el envío al Congreso de un proyecto para abrir una "nueva moratoria para jubilados que permita la universalización del sistema previsional argentino", además de la incorporación de otras tres vacunas al calendario nacional, entre otros anuncios de caracter social y sanitario.

Al encabezar un acto en Casa Rosada, la Presidenta firmó con las autoridades de la Capital Federal, Córdoba y Santa Cruz -las últimas tres jurisdicciones restantes- su incorporación al plan Sumar II, la continuación del plan Nacer.

Además, anunció la universalización de la Tarjeta Argenta para jubilados, y la ampliación del monto de los créditos que se viabilizan por ese medio.

"Quiero anunciar hoy el envío al Parlamento de un proyecto de ley de una nueva moratoria para jubilados que permita la universalización del sistema previsional argentino", señaló Cristina, y recordó que la primera la lanzó el ex presidente Néstor Kirchner en 2005.

Al repasar un gráfico en el que se mostraba el impacto de la moratoria anterior en los diferentes deciles sociales, destacó que "la clase media argentina fue la más beneficiada, sin embargo es la que más se queja".

"Decidimos hacer esto -explicó- por una cuestión de equidad. Porque el anterior corte, el de la primera moratoria, tomó como fecha de corte el año 1993, y precisamente entre 1993 y 2003 fue la década donde se registraron los índices de desocupacion más altos".

La Presidenta aseguró que esta nueva iniciativa, de ser aprobada, "va a beneficar a 473.000 personas que no están incluidas", y que la Anses "se va a reservar el derecho de que esto llegue a los sectores de mayor vulnerabilidad social".

La cuota de la moratoria "no será fija, para que no se desactualice" y se adecuará con el "propio índice de movilidad jubilatoria", para garantizar "un sistema que tenga sustentabilidad".

Al trazar una diferencia entre la oposición al primer peronismo y al actual, opinó que en esa época "había un grupo minúsculo con enorme poder adquisitivo", y que en cambio cuando asumió Kirchner en 2003 "la crisis había arrastrado también a sectores medios y medios altos".

"Lo único que me preocupa es que no se den cuenta, porque si no te das cuenta, te `embocan` de vuelta. Me preocupa la situación de todos los argentinos, especialmente los más vulnerables, y lo que más me preocupa es que no se den cuenta, pero espero que todos tengamos la sensatez y claridad suficiente", señaló en alusión al futuro político después de terminado su mandato.

En cuanto a las tres vacunas que se sumaron al calendario, Cristina anunció en cadena nacional que serán la de "varicela, rotavirus y meningococo, esta última la más cara, con un costo de 1.500 pesos cada una".

"Uno puede mirar estas inversiones, son 82 millones de dólares en total, y lo puede ver como gasto. Pero nosotros lo vemos como inversión, no solo desde lo social sino en términos económicos, porque curar un enfermo sale mucho más caro que prevenir. Por eso es tan importante la tarea de estado promotor y preventor", enfatizó.

Luego, la Presidenta se trasladó a los patios internos de la Casa Rosada para saludar a cientos de militantes que la aguardaban.