Los Spurs de Manu Ginóbili ganaron la primer final

Viernes 6 de junio de 2014
Emanuel Ginóbili anotó 16 puntos y dio once asistencias en la victoria de su equipo, San Antonio Spurs, ante el bicampeón Miami Heat por 110 a 95, como local, en la primera final de la liga estadounidense de básquetbol (NBA).

El escolta bahiense tuvo una buena labor en el partido jugado anoche en el estadio AT&T Center de San Antonio con 16 puntos (5-10 en tiros de campo, con 3-6 en triples), a los que le sumó once asistencias, cinco rebotes, tres robos y una tapa.

La serie, que se desarrolla al mejor de siete encuentros, continuará en el mismo escenario el próximo domingo, mientras que el martes 10 y el jueves 12 jugarán en Miami.

En la edición 2013, Heat se impuso ajustadamente por 4-3 a los Spurs y retuvo el anillo que había conseguido el año anterior, cuando batió por 4-1 a Oklahoma City Thunder.

Para llegar a esta instancia definitoria, Miami dejó en el camino a Indiana Pacers (4-2) de Luis Scola, mientras que San Antonio superó por idéntico resultado a Oklahoma, tras lograr el sábado pasado una victoria 112-107 en tiempo suplementario.

Miami comenzó más concentrado en el juego interior y se adelantó 7-2 con buen aporte del pivote Chris Bosh (5), ante un San Antonio que cometía cuatro pérdidas y llevaron al promediar el primer cuarto a llevar a la cancha a Ginóbili.

El bahiense fue clave en esos seis minutos y terminó el periodo como goleador del juego con nueve puntos (tres triples), por Danny Green y con varias buenas apariciones en defensa también.

Para `Manu` fue la primera vez que convierte esa cantidad de puntos (9) en un primer cuarto en una final de NBA.

San Antonio, que logró frenar a James en sus últimos ataques del cuarto, se fue al primer descanso largo con una ventaja de 26-20.

En el segundo periodo Miami comenzó a tener mejor puntería desde la línea de tres puntos y, especialmente, Ginóbili sufrió con la marca de Wade, quien con 12 puntos, puso a su equipo al frente por 38-36.

La primera parte mostró las mejores facetas de las estrellas de ambos equipos: En el local Parker aportó diez, `Manu` once y Duncan quince, mientras que James (13) y Wade (12) lideraron al campeón del Este.

Se fue al intermedio largo 54-49 arriba San Antonio, con un par de minutos finales en los que ambos equipos bajaron la efectividad en los tiros de campo y sufrieron muchas pérdidas (diez en el dueño de casa y siete en el bicampeón).

Mientras la gente sufría al calor texano por la rotura del sistema de aire acondicionado, Wade volvió del entretiempo con todas las luces encendidas y con un parcial de 8-0 Miami se acercó 57-58.

El calor mostró un panorama inédito en un evento como lo es la NBA, con jugadores con bolsas de hielo en sus nucas en los bancos de suplentes, visiblemente afectados y en ese tercer cuarto San Antonio cometió otras ocho pérdidas (18 hasta ese momento).

Aprovechó cada error Miami, se encendió James, tuvo un goleo repartido en el resto de sus jugadores y se fue al último descanso 78-74 arriba, ante un San Antonio que no encontraba respuestas en los jóvenes Danny Green y Kawhi Leonard (apenas 2 puntos, cada uno).

Cuando Miami pasaba por el mejor momento en su partido al frente por 86-79, James, acalambrado y extenuado pidió ir al banco, y con paciencia y la aparición de dos triples de Green, San Antonio lo dio vuelta 94-90.

James volvió del tiempo muerto, hizo un doble y quedó paralizado debajo del aro rival lesionado, por lo que no volvió a pisar la cancha, llevado en andas por asistentes al banco.

Fue el final de Miami, que vio como su oponente se escapaba por quince puntos y se llevó, además de la derrota, la preocupación por la lesión de James, que puede ser determinante en lo que resta de esta llave.