Temen ataques de "encapuchados" en barrio de Caballito

El caso de un chico de 14 años abordado al salir del colegio, que fue introducido en un auto y apareció tres horas después semi-inconsciente, activó la alarma en una zona de escuelas en torno a la plaza Irlanda.
Domingo 8 de junio de 2014
Un adolescente de 14 años que fue abordado al salir del colegio, introducido en un auto y apareció tres horas después semiinconsciente activó la alarma en una zona de escuelas en torno a la plaza Irlanda en el barrio porteño de Caballito.

Este hecho se conoció a través de las redes sociales y el alerta se agravó ante versiones de "encapuchados" que atacan a los alumnos, por lo que ya se reforzó la seguridad en la zona de los colegios y los padres no dejan que los chicos concurran solos a clases.

"Estamos mandando cadenas de mails para estar atentos, sin levantar demasiada alarma, porque la realidad es que no vimos el auto que se menciona, pero generó mucho miedo entre los papás. La directora de la escuela donde va mi hijo, por ejemplo, está al tanto de lo que venimos haciendo para prevenir, y se organizan para reforzar la seguridad", indicó una madre en declaraciones periodísticas.

De acuerdo a la información que trascendió y que publicó este domingo el Diario Popular, la dramática situación que mantiene a la zona en estado de alerta tuvo como víctima al adolescente de 14 años, identificado como Lucas y que cursa el segundo año de un colegio secundario.

La versión sostiene que fue capturado en la calle, subido a la fuerza por hombres "encapuchados" y luego de tres horas liberado en la zona de plaza Irlanda, en estado de semiinconsciencia, por lo que se estima estaría bajo los efectos de alguna sustancia.

El episodio habría ocurrido inicialmente en el cruce de la calle José Juan Biedma y la avenida Gaona, en un sector de Caballito donde funcionan los colegios San José, Santa Brígida, Orsino y Dillon.

Para otro de los padres, "este es un lugar complicado para la seguridad, porque se concentran un montón de colegios, y muchos de los chicos llegan o vuelven solos", precisando que "en las cercanías de las escuelas hay gente, efectivos de seguridad, policías, pero si te alejás dos o tres cuadras, ya se vuelve territorio comprometido".