Pareja mató a dos policías, un civil y luego se suicidó

Un hombre y una mujer ingresaron a una pizzería y abrieron fuego a quemarropa contra dos efectivos que estaban almorzando. Después atacaron un supermercado.
Lunes 9 de junio de 2014
Al menos cinco personas murieron, entre ellas dos policías, durante un tiroteo en Las Vegas, la capital del juego de azar en Estados Unidos, protagonizado por una pareja que disparó primero en una pizzería, luego dentro de un supermercado y al final se suicidó.

El ataque comenzó a las 11.30 (7.30 hora argentina) cuando un hombre y una mujer ingresaron a un local de la cadena de pizzerías Cici`s y abrieron fuego a quemarropa contra dos policías que estaban almorzando.

Uno de los uniformados recibió un disparo en la cabeza y murió en el acto, mientras que el otro fue herido gravemente y falleció cuando era trasladado al hospital.

Antes de marcharse, la pareja tomó las armas y municiones de los dos policía, gritando "esto es el inicio de una revolución", según relataron algunos testigos.

Luego ambos se dirigieron a un supermercado de la cadena Wallmart, cerca del lugar, donde al ingresar mataron a una tercera persona, informó una portavoz de la policía de la ciudad de Nevada, Laura Meltzer, citada por la cadena CNN.

Otras fuentes contaron que dentro del supermercado -colmado de gente en pánico-, se escucharon varios disparos sucesivos.

Según informaciones no confirmadas por Las Vegas Review Journal, uno de los atacantes resultó herido en esta fase después de haber intercambiado algunos disparos con un civil que llevaba un arma y que intentó en vano detenerlos.

El vice sheriff Kevin McMahil dijo que los atacantes, siempre en el interior del supermercado, gritaban "Váyanse todos" y luego dispararon algunos tiros.

El hombre de la pareja fue particularmente descrito como un blanco de estatura alta. Al final, ambos se dirigieron a la parte trasera del supermercado y pusieron en acción, dijo McMahill, "una suerte de pacto suicida", matándose en el lugar.

Este es solo el último caso de una cadena de tragedias por la violencia y la fácil tenencia de armas en Estados Unidos, incluso con ataques a escuelas y universidades.

El último episodio ocurrió hace pocos días y tuvo como escenario la Universidad Seattle Pacific, donde un joven de 26 años mató con un escopeta a un estudiantes e hirió otros.