Abogado admite que Díaz provocó el accidente drogado

Lunes 9 de junio de 2014
El abogado defensor de Silvio Díaz, el conductor que el viernes provocó la muerte de un chico de 6 años y heridas a su hermano de 11, a quienes atropelló cuando iban a la escuela, en la capital entrerriana, aseguró que su defendido tenía un nivel de alcohol en sangre "muy elevado y presencia de cocaína".

El abogado Miguel Alejandro Retamoso coincidió hoy con lo informado ayer por la jueza de Instrucción de Paraná Marina Barbagelatta, quien lleva adelante la causa.

Díaz "está consciente de la gravedad de la situación en la que está", reconoció el defensor, al confirmar que las pericias que le realizaron demostraron que circulaba frente a la escuela del Centenario bajo los efectos de alcohol y la cocaína.

En la puerta de los tribunales locales, Retamoso calificó lo sucedido como "una tragedia". "Es un hecho de muchísima gravedad, un hecho terrible"", dijo.

También admitió que "es difícil resolver la causa en el tiempo que los medios y la sociedad exigen".

"Estamos frente a un proceso que recién comienza. Hay mucha prueba que producir, testimoniales por recabar y la causa tiene mucho camino por andar", completó el abogado defensor.

En tanto, la directora de la Escuela Nº1 Del Centenario de Paraná, Silvia Smith de Rojas, adonde concurrían las dos víctimas del accidente, confirmó que hoy no habrá clases porque se desarrollará una jornada de trabajo institucional para preparar a los docentes en la tarea que tendrán desde mañana con los alumnos, a causa de la tragedia del viernes.

"Primero vamos a trabajar los adultos, para después trabajar con los niños", anticipó la docente al confirmar que maestros y autoridades educativas se reunirán con profesionales del Sistema de Atención Integral al Estudiante (SAIE).

"La pérdida de un alumno ha conmocionado a nuestra institución, a nuestra comunidad y a la escuela y estamos buscando la mejor manera de ver cómo seguimos adelante", dijo la directiva.

Smith de Rojas reconoció que lo que pasó "ha sido terrible" y no se puede dejar pasar "sin darle el valor y el trabajo que necesita".

"Primero vamos a trabajar los adultos, hacer nuestro duelo y fortalecernos para después trabajar con los niños, como corresponde", explicó.

"Mañana, martes, -añadió- vamos a estar en condiciones de recibir a nuestros alumnos y a trabajar con ellos en esta pérdida que hemos tenido y elaborar el duelo".

Díaz, el automovilista detenido por haber atropellado a los niños se negó ayer a declarar ante la justicia y seguirá preso por el delito de "homicidio simple", informó la jueza Marina Barbagelatta.

La magistrada confirmó que Díaz (40), conducía el día del accidente "a más de 134 kilómetros por hora, en estado de ebriedad y bajo los efectos de la cocaína".

Como consecuencia del hecho, falleció en forma casi instantánea Juan Manuel Martínez Surbano (6), mientras que su hermano Santiago (11) fue internado en delicado estado, con fractura de tibia y peroné expuestas.