Cerraron Cataratas del Iguazú a turismo

Lunes 9 de junio de 2014
Una inusual crecida del río Iguazú, que aumentó su caudal normal de 1.500 metros cúbicos por segundo a más de 40.000, motivó hoy el cierre de todos los circuitos turísticos del área Cataratas, informó la Administración de Parques Nacionales.

El incremento de casi 30 veces el caudal del río fue considerado como "un evento extraordinario" por el organismo, por lo que las autoridades del Parque Nacional Iguazú dispusieron el cierre de todos los circuitos del área turística.

El intendente del Parque, Juan Sergio Bikauskas, indicó hoy que “de acuerdo a los protocolos de seguridad establecidos, y ante la extraordinaria crecida del Río Iguazú, vamos a priorizar la seguridad de los visitantes y de los trabajadores del Área Cataratas", señala un comunicado.

"En una segunda instancia -siguió- se realizará un diagnóstico de los daños materiales y sobre el estado de la infraestructura afectada por este evento”.

Bikauskas realizó una recorrida por el sector afectado, junto a su equipo técnico y a representantes de la empresa concesionaria del Área Cataratas, Iguazú Argentina.

Según el funcionario, “la magnitud de esta crecida hace necesario reforzar la presencia del personal de Parques Nacionales en el área”.

Ayer, cuando comenzó la crecida fue cerrado el acceso a la Garganta del Diablo, el mayor salto de las Cataratas del Iguazú, al ser activado el Protocolo de Seguridad en el Circuito Superior, pero seguían abiertos al público todos los otros recorridos del paseo.

En la oportunidad, comenzaron las tareas de rebatimiento de las pasarelas desmontables que se extienden por más de un kilómetro sobre el río Iguazú, para evitar su destrucción por resistencia a
la fuerza del agua.