Se levantó la "carpa villera" del Obelisco

Viernes 13 de junio de 2014
La Corriente Villera Independiente (CVI) anunció este jueves que llegó a un acuerdo con el gobierno porteño para la urbanización de los asentamientos, por lo que levantará la carpa montada en el Obelisco y la huelga de hambre elegidas como forma de protesta.

"Despues de 53 días de una lucha histórica, los villeros y villeras de la ciudad de Buenos Aires conseguimos firmar un acta acuerdo con el GCBA que nos permite avanzar en el camino de la urbanización con radicación", señaló la corriente en un comunicado.

La organización convocó a una conferencia de prensa hoy, a las 17, en el Obelisco, para informar sobre los detalles del acuerdo alcanzado con el gobierno de Mauricio Macri.

Los organizadores del acampe sostuvieron que "le torcieron el brazo al macrismo", luego de 53 días de protesta en el Obelisco en reclamo de tareas de urbanización de las villas y asentamientos ubicados en la zona perisférica de la Ciudad.

"En función de lo obtenido para nuestros barrios hemos decidido levantar la carpa y la huelga de hambre. Esta victoria es de todo nuestro pueblo, porque las mejoras en los barrios beneficiarán a todos y todas los que cotidianamente sufrimos condiciones de vida indignas", destacaron.

La protesta en la Plaza de la República, ubicada en la intersección de las avenidas Corrientes y 9 de Julio, comenzó el 21 de abril, cuando integrantes de la CVI montaron la carpa y ochos miembros iniciaron una huelga de hambre, que tuvo recambio de militantes cada cinco días.

La CVI exigía al gobierno de Macri que declarara la emergencia habitacional, socioambiental, sociosanitaria y socioeducativa en las villas, además de la urbanización con radicación de los asentamientos.

Asimismo, demandaba una auditoría de las cooperativas y empresas que trabajan en los barrios, y la regulación de alquileres y subsidios habitacionales, entre otros puntos.