Alimentación: el refuerzo necesario

Viernes 13 de junio de 2014
Existen variedades de semillas a las que no le damos importancia, y realmente en esa minúscula particula lo que encontramos es VIDA. Por eso es muy interesante poder conocerlas y comenzar a utilizarlas en nuestra alimentación. Las Semillas son fuente de proteínas, buenas grasas, minerales y vitaminas. Su contenido en nutrientes es similar a los frutos secos.

Semillas de Sésamo Integral:
Estas semillas son gran fuente de Calcio, importante para cuidar nuestros huesos y muy recomendadas para las personas que no consumen fuentes de calcio como los lácteos!

Semillas de Girasol:
Estas semillas contienen gran cantidad de Vitamina E, (un potenete antioxidante) y otros minerales importantes que nos ayudan a protegernos del envejecimiento celular, enfermedades cardiovasculares y artrosis.

Semillas de Calabaza:
Estas semillas son un exquisito snack! Ayudan a aumentar nuestras defensas y mejorar la fertilidad, esto se debe a su alto contenido en zinc, un antioxidante natural.

Semillas de Eneldo:
Su propiedad mas importante es calmar los problemas estomacales y los cólicos intestinales.

Semillas de Hinojo:
Estas semillas ayudan a evitar la flatulencia, y se deben comer antes de las comidas principales.

Semillas de Anis:
En la antiguedad estas semillas se utilizaban para preparar pasteles que servian como digestivos al finalizar las comidas.

Semillas de Lino:
Estas Semillas contienen ácidos grasos Omega 3,(es una grasa que se encuentra naturalmente en los pescados azules) y son indicadas para las personas que tienen constipación. Siempre se recomienda triturarlas antes de consumirlas.

Semillas de Melón:
Estas Semillas contienen Magnesio, hierro, zinc y folatos, es una completa fuentes de nutrientes para las personas vegetarianas.

*Andrea Purita
Nutricionista
www.andreapurita.com.ar/