Hallaron rastros de ADN en el cuerpo de Marisol

El informe señala que se encontraron dos patrones genéticos que pertenecen a un hombre y una mujer. Ahora resta determinar si coinciden que el ADN de los sospechos. La maestra jardinera fue asesinada en Saladillo en abril.
Sábado 14 de junio de 2014
La Justicia recibió el informe pericial en el cual se señala que bajo las uñas de Marisol Oyhanart, la maestra jardinera que fue asesinada en Saladillo en abril pasado, se encontraron dos patrones genéticos que pertenecen a un hombre y mujer, según se informó hoy.

Si bien se hallaron los rastros de ADN, aún se desconoce a quiénes pertenecen porque no hay muestras tomadas a eventuales sospechosos, por lo cual el lunes próximo, en la Asesoría Pericial de la Plata, se le tomará una muestra de sangre a un hombre de 25 años oriundo de Saladillo y que estuvo sospechado por la fiscalía.

El abogado defensor del sujeto, Rubén Carrazzone, confirmó que en la escena "hay al menos cuatro patrones genéticos", dos en el cuerpo de la víctima y otros dos encontrados en dos restos de cigarrillo en el campo donde fue hallado el cadáver.

Según trascendió, en las uñas de la víctima se hallaron los rastros de un ADN femenino y otro masculino mientras que los cigarrillos habrían sido tocados por otras dos mujeres diferentes, pero aún no hay ninguna certeza de que estas últimas dos muestras.

Carrazzone indicó que la investigación por el crimen de la joven es "muy sospechosa" debido a que se denunció a la fiscal y a la policía porque se habría alterado "dolosamente la escena del crimen para desviar la investigación" mientras que dijo que el marido de la víctima y otra mujer "fueron sacados de la mira" de la investigación.

El lunes 14 de abril pasado, Marisol Oyhanart salió a caminar para hacer ejercicio físico y horas más tarde su marido, luego de ser alertado por sus hijos acerca de la ausencia de la mujer, reportó que no había regresado a su casa.

El cuerpo sin vida de la docente fue encontrado al día siguiente y, según la autopsia, la joven fue brutalmente golpeada y luego ahorcada entre las 21.00 del lunes y las 2.00 de la madrugada del martes 15 de abril.

La mujer fue encontrada con la ropa que había salido de su casa, sin signos de violencia sexual, con una de sus prendas cubriéndole el rostro mientras que cerca de su cuerpo fueron hallados sus anteojos de sol y auriculares.