La creciente del Paraná llegó a Entre Ríos y Santa Fe

Tras bajar en Corrientes y Chaco, ahora se traslada hacia el sur. Se registran inundaciones de las costas de las localidades correntinas de Bella Vista, Goya y Esquina, así como la santafesina de Reconquista y la entrerriana de La Paz.
Miércoles 18 de junio de 2014

El río Paraná comenzó a bajar en la capital de Corrientes y la creciente se traslada ahora hacia el sur, aguas abajo, donde comenzaron a inundarse las costas de Entre Ríos y Santa Fe, aunque el panorama es más alentador en relación con la semana atrás.

Las costas de la localidad correntina de Paso de la Patria, la Capital provincial y de la ciudad chaqueña de Resistencia comenzaron a registrar una bajante del caudal de agua, luego de una semana de inundaciones por las cuales miles de personas fueron evacuadas.

En la ciudad de Corrientes, bajó este miércoles a las 18:00 de 7,16 a 7,15 metros en el hidrómetro del puerto local, apenas un 0,01, lo que es suficiente para sostener un panorama alentador luego de una semana de creciente que generó la evacuación de más de 100 familias.

Las autoridades calculan que entre el sábado y domingo el nivel del agua en esta ciudad ya será considerablemente menor al actual, al tiempo que aguas arriba, en la represa Yacyretá, se registró hoy el quinto día de bajante por merma del caudal del río Iguazú, principal afluente del Paraná.

Lógicamente, la creciente continúa ahora hacia el sur y se registran inundaciones de las costas de las localidades correntinas de Bella Vista, Goya y Esquina, así como la santafesina de Reconquista y la entrerriana de La Paz, mientras que la ciudad de Paraná se vería afectada durante el fin de semana.

En Reconquista, el río subió hoy a las 18:00 a la altura de 4,92 metros, mientras que en La Paz la medición oficial trepó a 5,29 metros, informó la Prefectura Naval argentina.

La creciente del Paraná afectó a miles de familias en todo el Nordeste argentino, principalmente a zonas de Misiones y Corrientes, además de generar daños económicos con pérdidas de ganado vacuno, plantaciones y cese de actividades en obrajes de ladrilleros.

El Gobierno nacional informó hoy que mantendrá los planes de ayuda con asistencia a los afectados, tanto a familias como a
pequeños emprendedores, por decisiones de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Un informe de la Jefatura de Gabinete, a cargo de Jorge Capitanich, confirmó que se realizarán obras de defensas y viviendas para reubicar a familias que, generalmente, quedan con sus precarias casas en el agua cuando crece el Paraná.