Españoles rodean Parlamento por pan, trabajo y techo

“Nos roban derechos y libertades, y nos reprimen con violencia”, aseguraron en pancartas en multitudinaria marcha.
Sábado 21 de junio de 2014
Bajo el lema "Rodea tu Parlamento", ciudadanos españoles se movilizan frente a edificios administrativos municipales y autonómicos en decenas de ciudades para pronunciarse en contra del Gobierno y en busca de "pan, trabajo y techo".

Esta reivindicación regional, convocada por la Coordinadora Estatal de las Marchas de la Dignidad, organizadora de las protestas multitudinarias de Madrid el pasado 22 de marzo, exige cambios tanto económicos como sociales. "Pan, trabajo y techo, el no al pago de la deuda y fuera los gobiernos de la troika", exigen.

"Como trabajadores y trabajadoras no nos resignamos a vivir en un país en el que cientos de miles de familias han sido expulsadas de sus casas, donde los jóvenes se ven obligados a emigrar para encontrar un puesto de trabajo, donde el paro se sitúa en tasas de más del 25% y la pobreza ha afectado al 30% de la población haciendo mella en la infancia", reza la convocatoria publicada por el portal 'Tercera Información'. "Nos roban derechos y libertades, y nos reprimen con violencia", agregan.

En sus declaraciones a RT, el activista social Agripa Hervás expresa que el Ejecutivo actúa a espaldas del pueblo, al cual alimentan con medidas que en realidad son "migajas y caridad". "Es una política cosmética, de apariencia, con un claro fin electoralista cara a las próximas elecciones generales y municipales de 2015", agrega enfatizando "no se está atacando donde realmente existe el fraude y ahí reside el gran problema de este Gobierno que actúa a espaldas del pueblo español".

Por su parte, el Partido Comunista de España (PCE) ha respaldado las movilizaciones "en reivindicación de unas condiciones de vida dignas para las personas y en contra de los gobiernos que siguen los dictados de la troika".

En Madrid, la iniciativa arranca en la estación de metro Pacífico a las 16:00 horas GMT, para después marchar hasta la Asamblea de Madrid y rodearla de manera pacífica.