¿Quién fue figura?

VOTÁ EN LA ENCUESTA DE DIARIO 26.
Sábado 21 de junio de 2014
El seleccionado argentino tuvo un rendimiento muy por debajo de lo que se esperaba ante Irán, a priori, el rival más débil del grupo F, a tal punto que el arquero Sergio Romero se erigió en figura con tres tapadas claves, antes de que apareciera Lionel Messi, ausente durante el partido, y "frotara la lámpara" para lograr el 1-0 agónico.

En el estadio Mineirao de Belo Horizonte, en la previa, se auguraba una goleada argentina o una actuación convincente para agigantar la ilusión para lo que resta del Mundial.

Pero nada más lejos de la realidad, porque Argentina nunca encontró el camino y solamente el `10`, en su única jugada, le permitió sumar los tres puntos.

Romero, habitual suplente en el Mónaco de Francia y uno de los jugadores más discutidos entre los 11 titulares, casi no fue requerido por un Irán que apostó de entrada a mantener el empate y solamente ubicó a un delantero. Sin embargo, cuando los asiáticos se animaron dispusieron de tres chances claras que neutralizó el `1` para ser figura.

En tanto, el mediocampista Javier Mascherano fue otro de los que aprobó en el marco de un bajo rendimiento general, porque aportó garra y corazón, como ya es habitual, mientras que Messi decepcionó a lo largo del cotejo, pero se despachó con una de las suyas en el último minuto reglamentario, al concretar un golazo y desatar la alegría albiceleste.

Los siguientes son los puntajes del seleccionado argentino, según Télam, de los jugadores que actuaron en el partido ante Irán.

Sergio Romero (8): Fue la figura del equipo. Entró en acción recién en la segunda etapa pero tuvo tres atajadas claras que salvaron la valla argentina en las únicas llegadas de peligro de Irán. Primero un cabezazo en el área chica de Reza Ghoochannejhad a los 7m., luego otro bombeado de Ashkan Dejagah a los 22m. y por último un remate del también apodado `Gucci`, a los 41m.

publicidad

Pablo Zabaleta (5): Se fue al ataque una y otra vez pero no estuvo certero en los centros ni en la única que intentó al arco desde el ángulo derecho del área. En defensa, no pudo cerrar en el cabezazo de Dejagah que casi abre el marcador para Irán.

Federico Fernández (4): Estuvo bien por arriba pero le costó contener por abajo los movimientos del único atacante de los asiáticos, Ghoochannejhad. En ataque buscó en córners y tiros libres de cabeza, pero desperdició una clara que se fue cerca.

Ezequiel Garay (4): Tuvo una actuación bastante similar a la de su compañero en la zaga. O sea, no tuvo inconvenientes por arriba y hasta pudo haber llegado al gol, pero no se mostró firme con el balón a ras del suelo ni tampoco pudo detener al movedizo delantero rival en los pocos intentos de ataque del contrario.

Marcos Rojo (5): Tuvo más participación que el otro lateral, pero nunca pudo poner el centro justo. Incansable en el ida y vuelta, pero su trabajo resultó inerte. Lo atacaron por su sector y desde allí surgió el centro para, tal vez, la más clara de Irán en el inicio del segundo tiempo.

Fernando Gago (3): Impreciso en los pases y no aportó en la recuperación. No tuvo ideas para empujar al equipo hacia adelante ni para dar el pase justo que rompiera el sólido esquema defensivo rival. Apenas un par de destellos pero muy poco para su estreno como titular en este Mundial.

Javier Mascherano (6): Otra vez un león en la mitad de la cancha. Peleó cada pelota como si fuera la última, fue al piso, trabó y luchó como siempre lo hace para llegar a destacarse dentro del mediocre rendimiento general.

Angel Di María (5): Resultó el más claro en la ofensiva en el arranque. Desbordó a fuerza de su rapidez y gambetas y fue el único que logró cambiarle el ritmo al equipo. Empero se fue diluyendo con el correr de los minutos y después desapareció del juego.

Lionel Messi (7): No fue el jugador que todo el estadio esperaba, muy lejos del considerado como el mejor del mundo, pero usó apenas un segundo de su magia para alcanzar la victoria. No estuvo cómodo con el 4-3-3 que había pedido, nunca encontró los espacios y no supo como zafarse del férreo marcaje rival. En definitiva no desequilibró ni de tiro libre y solo había tenido un arranque de los suyos que se fue cerca del palo, hasta que `frotó la lámpara` y con un precioso remate desde afuera del área la clavó al ángulo para el delirio de los cerca de 40 mil argentinos en el estadio.

Gonzalo Higuaín (3): Estuvo perdido entre los muchos defensores iraníes y encima en la única que tuvo, pateó al cuerpo del arquero Alreza Haghighi. Solamente en una ocasión pivoteó y asistió al `Kun`, pero después nada más, se le trabó con la pelota en los pies y nunca generó peligro.

Sergio Agüero (3): Otra vez pasó desapercibido como en el debut. Apenas un remate bien tapado por el guardavallas asiático y luego no logró desnivelar ni con su velocidad ni con su potencia, y le erró a un cabezazo dentro del área chica.

Rodrigo Palacio (x): Ingresó a los 30m. del segundo período por Higuaín, tuvo un cabezazo que tapó el arquero pero fue más de lo mismo, desbordes y centros para que nadie conectara.

Ezequiel Lavezzi (x): Entró también a los 30m. por Agüero, aportó vértigo y movilidad, aunque no logró quebrar el fondo iraní, que se mostró muy sólido.

Lucas Biglia (x) Entró en el minuto final por Angel Di María solamente con la misión de que el tiempo trascurriese.