Inician otro juicio al tirador de Belgrano

Domingo 22 de junio de 2014
Martín Ríos, conocido como el "tirador serial de Belgrano", será sometido desde el próximo lunes a un segundo juicio acusado de asesinar al joven Alfredo Marcenac y de herir a otras personas que caminaban por las calles de ese barrio porteño cuando comenzó a disparar a mansalva, en julio de 2006.

Ríos fue juzgado por el mismo hecho en 2009, cuando el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 12 porteño lo declaró inimputable y dictó su absolución, aunque en 2010 el fallo fue anulado por la Cámara Nacional de Casación y se ordenó la realización de un nuevo juicio.

Fuentes judiciales informaron a Télam que el nuevo proceso se llevará a cabo desde el lunes 23 de junio a las 9 y estará a cargo de los miembros del TOC 26, Patricia Llerena, Marta Yungano y Eduardo Fernández.

El juicio se realizará en la sala del Tribunal 26, situada en el cuarto piso del edificio tribunalicio ubicado en Paraguay 1536, y constará de al menos tres jornadas en las que especialmente peritos psiquiatras y psicólogos debatirán si el asesino es esquizofrénico y, por ello, no comprendió la criminalidad de sus actos.

"En el juicio se van a dirimir dos cuestiones: sobre el estado psicológico en el que se encontraba Ríos en el momento de los hechos y sobre el estado actual", dijo a Télam el abogado defensor del imputado, Ángel Ramallo.

El letrado aseguró que su defendido, quien llega acusado del delito de "homicidio agravado por haber sido cometido por placer", se encuentra "actualmente compensado por la medicación" que debe tomar diariamente y continúa alojado en el módulo psiquiátrico del Hospital Penitenciario Central (HPC) del complejo de Ezeiza.

"Nosotros sostenemos que de acuerdo a los últimos estudios psiquiátricos Ríos es claramente una persona potencialmente violenta, peligrosa, y que no comprendía la gravedad de sus actos", manifestó Ramallo, y agregó que volverá a solicitar su "absolución".

En tanto, el padre de Alfredo Marcenac (18), Adrián Marcenac, declaró en conversación con esta agencia que si bien espera el nuevo juicio "con expectativas", no alberga "ninguna esperanza" de que el resultado sea diferente al de 2009.

"Es que nos ha maltratado mucho el sistema (judicial)", aseguró Marcenac, respecto a la "injusticia" que significó para ellos la declaración de inimputabilidad de Ríos durante el primer juicio, aún cuando "por la forma de actuar, cómo huyó, la frialdad que mostró, habla claramente de que comprendía los hechos".

Por esta razón, el padre de la víctima anunció que junto al resto de los familiares y allegados de su hijo decidieron no presenciar el debate y, en cambio, permanecerán en la puerta del edificio "denunciando ante la ciudadanía la forma en la que procede la Justicia".

"Después de lo que nos ha maltratado la Justicia, nos vamos a quedar afuera repartiendo folletos con la cara de Ríos, para que se lo conozca si llega a salir en libertad", dijo el padre de la víctima, que en el juicio estará representado por el abogado Carlos Corvo.

El 6 de julio de 2006, Ríos se hallaba en avenida Cabildo y José Hernández, de Belgrano, cuando extrajo un arma de fuego y disparó al menos 13 proyectiles que provocaron la muerte a Marcenac y heridas a otras seis personas.

Tras ser detenido, se comprobó que en otros episodios anteriores cometidos en la misma zona también había herido a una joven en un bar, a pasajeros de un colectivo y baleado a un tren.

El joven fue sometido a decenas de peritajes por parte de expertos particulares y del cuerpo médico forense que tenían diferentes posturas acerca de su inimputabilidad.

En 2009, en el primer debate, Ríos había sido declarado esquizofrénico e incapaz, pero un año después la Sala III de la Cámara Nacional de Casación Penal anuló parcialmente esa sentencia y ordenó la realización de un nuevo juicio.