Holanda superó a Chile y se quedó con el Grupo B

Se impuso 2 a 0 con goles de Fer y Memphis. El conjunto de Van Gaal sufrió pero se quedó con un triunfo que le posibilitó evitar a Brasil en el cruce de octavos de final.
Lunes 23 de junio de 2014

El seleccionado de Chile, dirigido por el argentino Jorge Sampaoli, perdió inmerecidamente por 2-0 ante su par de Holanda, que culminó primero con puntaje ideal en el Grupo B del Mundial, tras completarse la tercera y última fecha de la zona.

Leroy Fer, a los 32 minutos, y Memphis Depay, a los 47, ambos en el segundo tiempo, le dieron el triunfo a los `naranjas` en este duelo de equipos ya clasificados a los octavos de final, que se jugó en el estadio Arena Corinthians de San Pablo.

Holanda (subcampeón en 1974, 1978 y 2010) terminó con 9 unidades y Chile (tercero de local en 1962 en su mejor actuación) quedó segundo con 6, aunque deberán aguardar para conocer a sus próximos rivales.

En tanto, España, último campeón, finalizó con 3 puntos tras el 3-0 a Australia (0) en un cotejo entre ya eliminados.

Los naranjas enfrentarán en la siguiente instancia al segundo del Grupo A, mientras que la `Roja` chocará contra el vencedor de esa misma zona en la que Brasil (+2 de diferencia de gol) y México (+1) lideran con cuatro puntos y enfrentarán desde las 17 a Camerún (0) y Croacia (3 y +2), respectivamente.

El partido, pese a tratarse de dos equipos ya clasificados, ofrecía justamente como recompensa el primer lugar de la zona y, en teoría, evitar en octavos a Brasil (favorito a ganar su grupo), por lo que ninguno de los dos entrenadores se guardó nada.

Sampaoli solo cuidó a Arturo Vidal, operado de meniscos el 7 de mayo y que jugó de titular los dos primeros partidos, mientras que Louis Van Gaal no pudo contar con Robin Van Persie (suspendido) ni Bruno Martins (sufrió conmoción cerebral ante Australia).

Chile, al igual que ante España, no le importó enfrentar a una potencia y apostó por el juego ofensivo, que instauró Marcelo Bielsa entre 2007 y 2011 y que potenció Sampaoli tras suceder a Claudio Borghi a fines de 2012. Buscar y buscar, por afuera y adentro, y presionar bien arriba cuando no tenía el balón.

En tanto, Holanda, con un sistema táctico de 4-3-1-2 diferente al 3-4-1-2 de su rival, decidió esperar en la primera etapa desde la mitad de la cancha en una fracción de apenas 20 metros, y apostar a una contra, y en el segundo tiempo intentó disputarle más el balón al rival pero dependió mucho de lo que hiciera Arjen Robben.

Por tal motivo, el resultado con victoria para los naranjas resultó injusto porque Chile fue el que llevó los hilos del juego y Holanda, a la que un empate la beneficiaba para ser primero, sacó provecho apenas de un cabezazo y una jugada con el rival lanzado totalmente a la busqueda del empate para marcar sus dos goles.

En el primer tiempo, Chile se adueñó del balón y lo trabajó con velocidad y sapiencia, pero le faltó precisión para definir en los metros finales, mientras que Holanda solo intentó por intermedio de alguna acción individual de Robben o de una pelota parada.

Una buena combinación de Gonzalo Jara para Charles Aranguiz que despejó un rival en el área a los 14 minutos y una jugada preparada de córner en la que Alexis Sánchez le puso un preciso pase rasante a Felipe Gutiérrez al que se le fue por arriba a los 22m., fue lo mejor de Chile hasta que llegó la más clara a los 43m.

Tras un tiro libre de Marcelo Díaz apareció nuevamente Gutiérrez solo de espaldas y su cabezazo se fue apenas desviado por el palo izquierdo de Jasper Cillessen, que solo atinó a mirar el balón.

En tanto, por el lado naranja, Robben probó con arranques individuales a los 23m. y a los 39m. pero en el primero lo tapó la defensa y en el otro su remate se fue afuera, y también de sus pies surgió la jugada de mayor peligro de su equipo pues lanzó un tiro libre a la cabeza de Stefan De Vrij que se fue cerca a los 38m.

En la segunda etapa, Holanda salió de entrada un poco más adelantada pero luego se replegó y el partido volvió a lo ya habitual con un Chile ofensivo, al que le costó resolver y por ende no abundaron las llegadas en ninguno de los dos arcos.

Una jugada individual de Alexis Sánchez, la figura trasandina, a los 19m., que tapó el arquero, rompió el hielo y enseguida respondió Robben, por lejos el mejor de Holanda, con un disparo desde afuera a los 21m. que contuvo el `1` rival, Claudio Bravo.

Empero, a los 30m. llegó un momento clave, pues el director técnico Van Gaal sacó a un ausente Wesley Sneijder y mandó a la cancha a Fer, quien apenas dos minutos después le dio la apertura del marcador.

Tras un centro desde la derecha a la salida de un córner que había permitido Bravo tras una gran tapada a Memphis Depay, Fer quedó sin marca en el área chica y anotó con un certero cabezazo.

Chile se fue aún más al ataque, con todo el equipo volcado arriba, pero nuevamente abusó de los centros y no pudo ingresar con balón dominado, por lo que dejó huecos atrás y Robben sacó provecho pues tras una larga corrida metió un pase bajo para que Depay, otro ingresado en el complemento, definiera el partido.