Tres detenidas por practicar un aborto y enterrar al bebé

La principal imputada se quebró y brindó detalles de cómo se realizó la maniobra de interrupción del embarazo, además de acusar a sus dos amigas de ser las cómplices y quienes la ayudaron a sepultar a la criatura.
Martes 24 de junio de 2014
Tres mujeres fueron detenidas por practicar en una de ellas un aborto clandestino y enterrar al bebé en un cementerio de la localidad de Calilegua, detallaron fuentes de la investigación.

La mujer de 37 años, que tiene un hijo de 10, logró ocultar a sus familiares el embarazo hasta que ya en avanzado estado de gestación pidió ayuda a dos amigas para abortar.

Según consigna hoy el Diario Popular de Buenos Aires, la precaria intervención quirúrgica fue descubierto la semana pasada, cuando la mujer se presentó en el hospital Oscar Arias, de Libertador General San Martín, presentado fuertes dolores abdominales.

La ginecóloga que la revisó constató lesiones graves compatibles con un aborto, por lo que realizó la denuncia policial que dio intervención a la Justicia.

La fiscal de Investigaciones 10 de San Pedro de Jujuy, Silvia del Valle Faral, dispuso la detención de la paciente, con la correspondiente custodia policial en ese centro de salud, donde continúa internada por presentar un cuadro de septicemia, generado por la intervención ilegal.

Tras ser dada de alta, la mujer fue trasladada detenida a la Brigada de Investigaciones de Libertador, junto a sus dos amigas sospechadas de complicidad.

Allí, la principal imputada se quebró y brindó detalles de cómo se realizó la maniobra de interrupción del embarazo, además de acusar a sus dos amigas de ser las cómplices y quienes la ayudaron a enterrar a la criatura en el cementerio local.

Si bien no se informó la identidad de la principal acusada, los voceros precisaron que era madre de un hijo de diez años y había ocultado el embarazo a su familia por motivos que no fueron esclarecidos.

Mientras la fiscal Faral define las imputaciones, fuentes judiciales recordaron que por no tratarse de un caso de aborto no punible, para el cual tendría que haber pedido la intervención en un hospital público o a la Justicia, el Código Penal establece que "será reprimida con prisión de uno a cuatro años, la mujer que causare su propio aborto o consintiere que otro se lo causare".