Declara hoy el joven acusado de degollar a Serena

Jueves 26 de junio de 2014
El cadáver fue encontrado por los propios familiares de la adolescente, el martes a la mañana, en un descampado de Moreno. El último rastro con vida de la joven había sido del día anterior, cuando salió de la escuela y nunca más regreso a su casa. La autopsia reveló que había sido degollada y que había recibido 49 puñaladas en todo el cuerpo: el estómago, el tórax y el cuello.

Horas más tarde, la policía detuvo a Leal, con quien había dejado de salir hacía seis meses. Está apuntado como el autor del asesinato porque los efectivos cuando lo fueron a arrestar le encontraron cortes en sus manos y arañazos en los brazos compatibles con el arma blanca que se identificó en el lugar del hecho y que fue usada en el crimen: una navaja deportiva que le habría regalado la nueva pareja de Leal, con la que tiene un bebé.

Según indicaron fuentes cercanas a la investigación que lleva adelante el fiscal Federico Luppi, el último mensaje de texto que aparecía en el celular de Serena había sido de Arevalos, por lo que creen que ambos se encontraron después de que ella saliera de la escuela.

Este jueves deberá compadecer ante el fiscal Luppi, quien espera poder escuchar su testimonio. Hasta ahora, lo único que dijo a la policía cuando lo detuvieron es que el lunes por la tarde estuvo jugando al fútbol, aunque dijo no recordar con quiénes.