Alumno fracturó a compañero en caso de bullying

Jueves 26 de junio de 2014
Un alumno de sexto grado de la Escuela Primaria 21 de Los Hornos, en La Plata, sufrió una fractura a la altura de la muñeca izquierda al ser golpeado por un compañero y su padre pide que se investigue un presunto caso de bullying.

El episodio ocurrió el 13 de junio pasado -aunque recién trascendió ahora- cuando los alumnos estaban formando fila y, por razones que se investigan, uno de los alumnos de sexto grado golpeó al chico de 11 años que tuvo que ser hospitalizado.

En un principio se le colocó un yeso pero luego los médicos determinaron que existía una fractura de radio a la altura de la muñeca y debieron someterlo a una intervención quirúrgica.

Fuentes del colegio indicaron que "se iniciaron las investigaciones para establecer si previamente al golpe que derivó en la intervención quirúrgica hubo una situación de hostigamiento. Hasta el momento no hubo ninguna actuación oficial al respecto".

El padre del estudiante agredido dijo que su hijo no quiere volver al establecimiento educativo.

Según informa hoy un matutino platense, la intervención quirúrgica tuvo lugar el martes pasado y el niño de 11 años quedó en observación médica durante 48 horas para determinar si puede regresar a su casa o bien debe permanecer en el hospital bajo tratamiento médico.

Si el alumno debe seguir en el hospital "será asistido por las docentes de la Escuela Hospitalaria 509 que funciona en el Sor María Ludovica", dijo el jefe de inspectores distrital, Nelson Herrera.

El funcionario remarcó que "se inició una investigación formal sobre el tema. Se están recopilando los datos necesarios y se dará curso a las medidas correspondientes en caso de comprobarse las declaraciones del padre del alumno golpeado".

El padre del alumno agredido en el colegio -al que concurren cerca de 1.200 estudiantes entre los dos turnos-, dijo que "previo al golpe que sufrió mi hijo hubo varios episodios que fueron conversados con la docente. Si la maestra lo informó o no en su momento es una responsabilidad de la docente. Lo cierto es que a mi hijo el mismo alumno que lo golpeó semanas atrás le manchó en reiteradas oportunidades el guardapolvo con tinta, le quitó útiles, lo hostigó verbalmente y hasta le habría quitado dinero que había llevado al colegio".

"Este último caso fue conversado con la docente y la maestra dijo que como no tenía nombre el billete no se podía comprobar tal episodio. Además, en varias oportunidades la profesora a cargo del grado habría dicho que se arreglen entre los alumnos. Creemos que se debía haber actuado de otro modo".

El hombre comentó que cuando ocurrió el golpe que terminó en la fractura no se llamó a la ambulancia e intentaron darle primeros auxilios sin saber el grado de la lesión.

"Quiero que al alumno agresor se lo cambie de grado y se tomen las medidas necesarias para que mi hijo no pierda los contenidos escolares", agregó.

Desde la cartera educativa se informó que "al ocurrir el caso se actuó bajo el protocolo que exige tal situación. No se llamó a la ambulancia porque la madre del alumno se hizo cargo, firmando el acta correspondiente, y llevó al estudiante para que recibiera atención médica".