“Ahora empiezan las finales donde no hay margen de error”

Jueves 26 de junio de 2014
Argentina es un equipo que es temible en función de ataque, que tiene la suerte de tener a Messi, un jugador determinante en momentos puntuales del partido, quizás no tanto en el trámite del partido, pero cuando aparece es letal. Ahora con la baja de Agüero el equipo cambiará, y el jugador que ingrese tendrá otras características.

Se viene la verdad, el verdadero mundial. Vamos a encontrar un equipo como Suiza que es complicado. Tuve la suerte en el Borussia Dortmund de tener como técnico a Omar Hitzfeld. Es un entrenador muy capaz, sabe leer los partidos, y tiene una gran trayectoria. Ganó la Champions League y otras competencias importantes. Hay que tener en cuenta a las individualidades que tiene Suiza. Por ejemplo, a Shaqiri, que en su momento tuvo grandes temporadas en el Basel, y luego fue transferido al fútbol alemán. Es un jugador desequilibrante.

La realidad es que ahora empiezan los verdaderos partidos, las finales donde no hay margen de error. Sabemos que 90 minutos en malas condiciones o cometer errores en fase defensiva te pueden costar la Copa del Mundo. Me preocupa la defensa, porque no me gusta que nos hagan goles. Puntualmente ante Nigeria, nos llegaron poco, pero nos convirtieron. No me gustaría hablar de individualidades que estén por debajo de su rendimiento, sino que me parece que el equipo en fase defensiva tiene que mejorar todo, empezando por los de arriba. Todos tienen que dar una mano con los rivales, no caminar la cancha.

En lo que al esquema refiere, tenemos que ver cómo se reemplaza a Agüero. Si lo hace con Lavezzi, es un jugador que va más al espacio, que tiene uno contra uno en velocidad, es más lanzado. Agüero es más de pelota al pie, individual, desequilibrio, algo más estático. Pero Sabella puede decidir que ingrese un mediocampista. Puede ser Ricky Alvarez, o alguien que sea más mediocampista que delantero, como Maxi Rodríguez, o Augusto Fernández. Repito: la salida de Agüero provoca un cambio en el equipo y ese cambio se va a ver reflejado depende quién entre.

Un párrafo aparte para Messi. Me produce una sensación tremenda porque por momentos puede pasar desapercibido, pero es determinante. Es un jugador muy certero a la hora de llegar al arco rival, y puede aparecer en el minuto 1, en el 45 o en el 90. El solo te gana el partido y por eso es el mejor del mundo. Es determinante para los resultados de los partidos.

Leo Rodríguez – Exfutbolista. Jugó el Mundial de Estados Unidos 1994 con la Selección Argentina