La falta de oxígeno pudo causar el accidente del avión

Viernes 27 de junio de 2014
La falta de oxígeno pudo causar la muerte de la tripulación y pasajeros del vuelo MH370 de Malaysia Airlines, que supuestamente voló con el piloto automático hasta estrellarse en el sur del océano Indico, señalaron hoy autoridades australianas.

"Al comparar las características de los accidentes y con la limitada información disponible sobre el (vuelo) MH370, las autoridades se apoyaron en los datos históricos de que la tripulación pudo estar inconsciente por falta de oxígeno para recrear los últimos momentos del accidente", indicó la Autoridad Australiana de Seguridad en el Transporte (ATSB) a la agencia EFE.

El organismo publicó ayer un informe para tratar de delimitar el área de búsqueda del avión desaparecido en el que analizó diversos posibles sucesos del accidente en el que se incluyó "un trastorno durante el vuelo, un evento de hipoxia/tripulación inconsciente y un vuelo sin motor".

Estas variables solamente se utilizaron "para ayudar en la definición prioritaria del área de búsqueda" de la aeronave, señaló la ATSB.

"La determinación de los factores reales implicados en la desaparición del MH370 son responsabilidad de la autoridad que investiga el accidente", subrayó el departamento encargado de las tareas de rescate.

Las autoridades australianas anunciaron ayer la reubicación de la zona de búsqueda del MH370 en un área de 60.000 kilómetros cuadrados situada hacia el sur, donde en un principio se apuntó como el destino final del aparato.

Antes de comenzar nuevamente la búsqueda submarina, en agosto en una misión que durará un año, las autoridades australianas que coordinan el rescate del aparato encargaron la elaboración de un mapa del fondo marino.

El avión de Malaysia Airlines despegó de Kuala Lumpur en la madrugada del 8 de marzo con 239 personas a bordo y tenía previsto llegar a Beijing seis horas más tarde pero desapareció de las pantallas de control de radar a los 40 minutos de partir.

El MH370 cambió de rumbo en una "acción deliberada", según las autoridades malasias, para cruzar el Estrecho de Malaca en dirección contraria a su trayecto inicial y se cree que pudo estrellarse en el sur del Indico.