Boudou regresó al país: deberá afrontar nueva indagatoria

El juez federal Ariel Lijo lo citó para este viernes a las 10 para que amplie su declaración tal como el propio vicepresidente lo había requerido. El Frente para la Victoria convocó a la comisión de Juicio Político de la cámara de Diputados para tratar los seis pedidos de la oposición para destituirlo.
Miércoles 2 de julio de 2014
El juez federal Ariel Lijo citó para este viernes a las 10 al vicepresidente Amado Boudou para que amplíe su declaración indagatoria en la causa Ciccone, donde está procesado, tal como lo había solicitado a través de sus abogados defensores.

El magistrado dejó constancia de que resuelve la nueva declaración indagatoria "tal y como lo solicitó la defensa del licenciado Amado Boudou", según informó el Centro de Información Judicial (CIJ) de la Corte Suprema.

Sin embargo está en duda la realización de la audiencia porque la ampliación de la indagatoria había sido solicitada antes de su procesamiento, y ahora su defensa entiende que jurídicamente no es necesaria la ampliación.

Boudou regresó hoy de una gira oficial por Centroamérica y se espera que se defina si se presentará o no el viernes. El vicepresidente fue indagado el lunes 9 de junio y cuando terminó adelantó que iba a pedir declarar nuevamente para hablar de los aspectos "políticos" de la causa.

Su defensa pidió el mediodía del viernes pasado esa ampliación, pero horas después el juez Lijo lo procesó por cohecho y negociaciones incompatibles con la función pública.

Diego Pirota, uno de los abogados de Boudou, dijo el fin de semana que iban a estudiar si ampliaba la declaración porque el procesamiento modificaba la situación en la causa.

Así, Lijo esperó unos días si la defensa retiraba el pedido -tenía previsto fijar la ampliación ayer- pero eso no ocurrió y hoy concedió la nueva indagatoria. En su resolución el juez recordó que el artículo 303 del Código Procesal Penal establece que "el imputado podrá declarar cuantas veces quiera, siempre que su declaración sea pertinente y no aparezca únicamente como elemento dilatorio o perturbador".

El juez Lijo procesó al vicepresidente, a su socio y amigo José María Núñez Carmona, a los empresarios Alejandro Vandenbroele y Nicolás Tadeo Ciccone, al yerno de este último, Guillermo Reinwick, y al funcionario de la AFIP Rafael Resnick Brenner por los delitos de negociaciones incompatibles con la función pública y cohecho.

Para Lijo está probado que Ciccone y Reinwick le cedieron el 70 por ciento de las acciones de la imprenta a Boudou a cambio del levantamiento de la quiebra, la aprobación del plan de pagos de la AFIP y futuros contratos con el Estado para la impresión de billetes.

En tanto, el Frente para la Victoria, con el consentimiento del propio Boudou, convocó para mañana a la comisión de Juicio Político de la Cámara baja para tratar los seis pedidos de la oposición contra el Vicepresidente, que está procesado por presunta corrupción en el marco de la causa Ciccone.

De esta forma, el oficialismo mostró un cambio de estrategia y permitirá que se discuta la cuestión, aunque con la ventaja numérica que le garantiza rechazar el proceso en contra del titular del Senado.

Según supo NA de fuentes del FpV, la idea de aceptar el reclamo opositor y convocar a la comisión de Juicio Político fue analizada previamente por las autoridades de Diputados con el entorno del vice, quien este miércoles por la tarde regresó desde Panamá luego de una gira oficial de una semana.

El objetivo de la movida es frenar los constantes reclamos del arco antikirchnerista, ya que una vez rechazado el juicio político, se acallarán los pedidos en ese sentido.

En el Senado también se abordó el asunto y las bancadas opositoras presentaron una nota ante Boudou, para solicitar que se tome licencia.

La jefa del bloque oficialista de la Cámara baja, Juliana Di Tullio, cuestionó a los opositores por tener una "doble vara" y recalcó: "Tienen y tuvieron diputados procesados y han refutado esos procesamientos".

"La oposición está muy apurada. Mañana la comisión está convocada para las 15.00", resaltó Di Tullio en el recinto, luego de que su par radical, Mario Negri, hablara de los rumores que indicaban que iba a realizarse una reunión en Juicio Político.

Minutos antes, Mario Negri y los jefes del Frente Renovador, Darío Giustozzi, el PRO, Federico Pinedo, y Unidad Popular,Claudio Lozano, habían reclamado al titular de la Cámara, Julián Domínguez, que emplazara a la comisión de Juicio Político a reunirse para abordar los pedidos contra Boudou.

Por sí sola, la oposición no podía conseguir los votos necesarios para avanzar con esa medida, algo que no fue necesario ante la convocatoria del FpV, que de todas formas no avaló el emplazamiento.

"No se lo ha procesado en la Justicia por no devolver una billetera que encontró en la calle, se lo procesó por cohecho pasivo y negociación incompatible con la función pública", enfatizó Negri y consideró que "bajo ningún aspecto este Congreso puede mirar al costado".

Por su parte, Lozano subrayó: "En cuanto no pida licencia o renuncie, este Parlamento no tiene otra alternativa que avanzar y promover el juicio político a Amado Boudou".

La comisión de Juicio Político está presidida por la oficialista Adela Segarra y el FpV tiene 17 legisladores, contra 14 de la oposición, por lo que no tendrá dificultades para firmar un dictamen para rechazar el proceso.

En simultáneo a la sesión de Diputados, la Cámara alta también abordó en su sesión la polémica por el procesamiento del vice, con un pedido de la UCR y el FAP-UNEN para que Boudou se tome
licencia.

"Se tiene que apartar, si es que realmente está a disposición de la Justicia. Le va a hacer bien a él, pero fundamentalmente al país", advirtió el jefe del bloque radical, Gerardo Morales.

A su turno, el presidente del FAP-UNEN, Rubén Giustiniani, argumentó que el vice debe apartarse del cargo porque se necesita "que la Justicia pueda actuar libremente".

"No estamos cómodos nosotros, seguramente tampoco esté el oficialimo. El país está incómodo por una conducta. El pedido de licencia no es una locura. Es lo menos que podemos solicitar", agregó el cordobés Luis Juez.

El titular del bloque oficialista, Miguel Ángel Pichetto, resaltó que su bloque no "minimiza, ni subestima" el tema Boudou y destacó que el proceso judicial contra el Vicepresidente "se ha desarrollado con la más absoluta normalidad".

"No venimos a hacer una defensa jurídica ni corporativa porque no corresponde. Pero sí decimos que no compartimos algunas reflexiones sobre que se obstaculizó la macha de la Justicia. Esta Cámara nunca obstaculizó el proceso judicial", indicó el rionegrino.

En tanto, el salteño Rodolfo Urtubey añadió: "No tenemos nada que decir de esta nota porque está dirigida al presidente del cuerpo. No hay sentencia, no fue juzgado".

Este jueves a las 15.00 se reunirá la comisión y se espera una larga discusión, ya que el oficialismo tiene previsto sacar dictamen lo antes posible.