Baja la demanda de combustible por la suba de precios

Mientras que en Capital y el GBA la caída en las ventas es del 6%, en el interior del país llega al 20%. La suba de los precios hizo que la gente use menos el auto.
Viernes 4 de julio de 2014

La demanda de combustibles registró en mayo último una caída interanual de hasta 20%, principalmente en el interior del país, y se registró así la caída más importante de los últimos seis años.

La presidenta de la Federación de Expendedores de Combustibles de la Argentina, Rosario Sica, reconoció: "se está vendiendo mucha menos nafta".

"En la Capital Federa] se siente menos, pero en el interior, mucho más. No digo muy lejos, a 60 kilómetros de la ciudad ya se siente", sostuvo la dirigente, según publicó este viernes un matutino porteño.

Sica estimó que en las bocas de expendio de capital y alrededores la menor demanda es de alrededor del 6%, pero en las provincias -donde el combustible es más caro, excepto en la Patagonia- puede superar el 20%.

El gasoil es el combustible que menor demanda ha registrado en mayo de este año: 10% interanual, según cálculos de los expendedores.

Por su parte, las naftas mostraron una retracción de 3,8%, algo que no se vivía desde 2008, siempre de acuerdo con fuentes del sector, que a la vez aclararon que las ventas de súper se mantuvieron casi estables en mayo, pero gracias a que muchos quienes cargaban premium, dejaron de hacerlo y migraron hacia aquella.

Por ejemplo, llenar un tanque de 50 litros de súper en estaciones de servicio YPF de la Capital Federal cuesta 572,50 pesos, mientras que preferir la premium sale un 112% más caro: 644,50 pesos.

El último aumento de precios de las naftas se registró esta semana, cuando YPF -la empresa líder del mercado- aplicó un ajuste del 4% en todo el país.

En sintonía con la petrolera que controla el Estado, Axion y Shell decidieron aumentar también sus precios.

Los incrementos de este mes se suman a los aplicados en enero (del 7%), febrero (6), marzo (6,1), abril (5,4) y mayo (3,8).